Abre un restaurante mexicano en Ribadavia especializado en tacos al pastor

María Doallo Freire
María Doallo OURENSE

RIBADAVIA

Pablo, Marina, Noa y Milton, con algunos de los platos de El Chingón
Pablo, Marina, Noa y Milton, con algunos de los platos de El Chingón Santi M. Amil

El experto taquero Milton Gallardo se vino de México hace dos años y acaba de montar su propio local

06 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Ribadavia estrena esta semana el primer restaurante 100 % mexicano del municipio. El acento de su propietario y el sabor de todos sus platos lo demuestran. Se llama El Chingón y acaba de abrir en la plaza Fonte da Prata. Es una auténtica taquería, inspirada en los puestos callejeros que salpican la mayoría de ciudades y pueblos de México. Trasladar la esencia de su país a Ribadavia era el objetivo de Milton Gallardo, uno de los propietarios de El Chingón. El otro es el hostelero ribadaviense Pablo Vázquez, al frente de locales como el bar Meu.

Milton es de Ciudad de México y se formó como maestro taquero, parrillero y pastorero. «Siempre trabajé en cocina. Estuve años en El huequito, que es una de las taquerías más conocidas de mi país y allí me especialicé en tacos al pastor», recuerda. Esta es una de las elaboraciones más típicas de la gastronomía mexicana. «Se trata de una carne marinada con adobo, que después de reposar dos días, para que se impregne bien de los sabores, se cuece al calor de la lumbre con piedras radiantes», explica el cocinero, que se mudó a Galicia en el 2022. «Me vine a trabajar en un restaurante mexicano de Avión y ahora emprendo mi propio proyecto junto a Pablo en Ribadavia», afirma.

El Chingón es una taquería que apuesta por la tradición y por el verdadero sabor de México, de ahí que todos las elaboraciones de su carta sean caseras. «Utilizamos productos frescos. Nada es enlatado y todo está hecho al dedillo como en mi país», cuenta Milton. En el restaurante de Ribadavia preparan una amplia variedad de tacos. También burritos, flautas, chilaquiles, enchiladas y sopa azteca. «Es un caldillo de tomate con condimentos que lleva tortilla de maíz frita, nata, queso y aguacate. Está buenísima y es muy reconstituyente», confiesa el cocinero. Entre las especialidades, además de la carne al pastor, está el burrito chilango. «Se hace con una tortilla de trigo muy grande, de 30 centímetros, que va rellena de carne y verduras. Es un plato gigante, que pesa cerca de un kilo», afirma Milton.

En El Chingón, la comida se acompaña de bebidas mexicanas. Hacen micheladas. «Es jugo de tomate con varios tipos de chile, salsa clamato y limón», explica el taquero. También tienen margaritas y cervezas de su país.

Aunque el restaurante está abierto desde el miércoles, la inauguración será este viernes. «Haremos una gran fiesta con degustaciones de nuestros platos y, por supuesto, la actuación de un grupo de mariachis», dice Milton. «El nuestro es un nuevo concepto en Ribadavia y diría que también en Ourense. En la mayoría de restaurantes de este tipo prioriza la comida tex-mex, pero en nuestro caso apostamos por lo tradicional y auténtico, lo casero, lo de toda la vida», termina.