Del Concello de Ribadavia a la viña

José Manuel Taboada Madarnás, que acaba de cumplir 65 años, se despide de sus compañeros del Concello de Ribadavia para dedicarse la viticultura


La Voz / Ourense

Fue lo que se dice una jubilación de libro. El calendario marcaba el 10 de septiembre y el martes, día en que cumplió los 65 años, José Manuel Taboada Madarnás se despidió de sus compañeros del Concello de Ribadavia y de sus obligaciones laborales para dedicarse al «dolce far niente», que en su caso no será tal pues la viticultura ocupará una buena parte de sus días ahora que no tendrá horarios que cumplir. Toda una vida dedicada a la administración local de la capital de O Ribeiro; 39 años, que se dice pronto. Entró en el Concello de Ribadavia en un escenario que en nada se parece a la actual situación política: «Era alcalde José María Vázquez Pérez, de Alianza Popular, e gobernaba grazas ao apoio do PSOE histórico e do Partido Comunista, porque a forza máis votada fora UCD. AP tiña tres concelleiros e UCD seis. Era o que se chamaba un pacto de goberno antinatura, pero funcionaba». Era 1980 cuando entró como alguacil-portero y siempre ha desempeñado dicho cometido, «excepto os tres meses que pasei no colegio Tomás de Lemos. Era alcalde Fidalgo e xubilárase Segundo Deaño como porteiro do centro. E alí estiven ata que se incorporou José Puga. Foi cando se fixera aquela folga tan famosa que houbera». Pasaron unos cuantos alcaldes por el sillón de Ribadavia -además de José María Vázquez y Miguel Fidalgo cita a Jaime Burgos, José Pérez Iglesias, Antonio Lorenzo, Jaime Dávila, Marcos Blanco, Ignacio Gómez y el actual regidor, César Fernández Gil- y mudaron radicalmente los cometidos y la realidad del municipio. «Antes facíanse moitas cousas de forma directa, ao ser as notificacións e moitos outros cometidos realizados en persona. Agora está todo informatizado, aínda que tamén é certo que hai xente que non ten acceso a internet e haille que facer as comunicacións, que dende hai moitos anos son xa a través de Correos. Tamén cambiou o pobo. Daquela estaba case todo por facer: onde agora hai estradas antes había camiños de terra, melloráronse os pobos, metéronse os alcantarillados... e agora hai moito máis dinamismo na vila e unha chea de cousas e actividades». No tiene duda a la hora de saber en qué ocupará su tiempo: las viñas familiares contarán con más atención y cuidados.

Patrona de Venezuela

La comunidad venezolana en Ourense celebró en la parroquia de Cristo Rey el día de la festividad de la virgen de Coromoto, patrona de Venezuela. «Es el primer año que se hace en Ourense, aunque ya es tradición celebrarla el 11 de septiembre en otros sitios de España», comentó la organizadora, Isabel de Aguiar. Virgilio Morello detalla que la reliquia de la virgen -que se apareció, según la tradición, en 1652 a un indio cacique llamado Coromoto- se guarda en su santuario de Guanare, en el estado Portuguesa, inaugurado por el Papa en 1995. Dentro y fuera del país caribeño se festeja el día de la patrona. También lo vive un español-venezolano, o viceversa: Paco Garrido, quien ha vivido 30 años en cada país, animó a todos a cantar el himno a la Coromoto. Y feliz estaba Sonia de Martínez, llegada hace tres meses, y que pertenece allí a la cofradía de la virgen.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Del Concello de Ribadavia a la viña