Turistas y emigrantes disparan la venta de la Lotería de Navidad

Las comisiones de fiestas y las agrupaciones deportivas ya ofrecen décimos para el sorteo del 22 de diciembre


ourense

Desde hace varios años, la Lotería de Navidad es una clásico del verano. Tanto, que incluso la campaña de este año de Loterías y Apuestas del Estado se ha centrado en presentar los décimos como el mejor regalo para traer de las vacaciones. Y parece que ha dado sus resultados, por lo menos en Ourense. Jorge Anta, lotero y presidente de la asociación provincial, subraya que, aunque todavía no se pueden dar cifras de venta, es evidente que el mes de agosto ha sido muy positivo. «Este año nos han puesto restricciones en la remesas. Esto quiere decir que hasta que no tienes vendido e ingresado el 0,70 de lo consignado no te envían más», señala para explicar la dificultad de conocer ahora cuánto se venderá en Ourense. Pero para muestra un botón: «Llevo vendidos 60.000 euros en Lotería de Navidad en las últimas semanas de agosto».

Los turistas han sido los principales compradores. «Empieza a ser una tradición llevar un décimo de regalo», dice. Sin embargo, los ourensanos se retraen más. E incluso les gusta pedir números de otras comunidades. «En mi caso tengo de 27 provincias. Hay muchos que quieren de Madrid o Valencia», explica. Si hace años las cofradías valencianas, sobre todo en Fallas, ya empezaban a vender sus boletos, esta forma de financiación ha llegado a la provincia. Este verano muchas comisiones de fiestas ha optado por su venta para conseguir fondos, dejando a un lado las camisetas y los sorteos de lotes de productos. En estos casos, no solo son adquiridos por los vecinos del pueblo, sino también por aquellas personas que pasan simplemente unos días en el municipio o por los emigrantes, aquellos que se fueron pero que son habituales durante el verano, sobre todo en las fiestas. Y ellos, afirma Anta, sobre todo aquellos que residen en el extranjero, siguen manteniendo una tradición tan española como la de comprar Lotería de Navidad.

Asociaciones y clubes

Otros colectivos que ya empieza a demandar números para su venta son las organizaciones sin ánimo de lucro -para financiar sus proyectos- y los clubes deportivos, que quieren iniciar la temporada recaudando fondos de sus socios. También las comisiones de fiestas. Es posible conseguir décimos de la Festa da Vendima de Leiro o de la Istoria de Ribadavia. La vicepresidenta de la Istoria, Yolanda Gómez, dice que apuestan por la lotería porque es una manera de recaudar fondos para la fiesta, al tiempo que se mantiene una tradición. Hace ya muchos años que venden décimos para Navidad. «A xente colabora bastante», señala Gómez. Por cada décimo, el comprador paga 23 euros (así que tres se quedan para la organización de la Istoria). Es precisamente durante la recreación histórica cuando más venden. «Nos bancos que temos para cambiar os maravedís vendemos a lotería, e vendemos moito aí», reconoce. Los ribadavienses compran más cerca del sorteo, señala.

El parón de septiembre

Los loteros ourensanos saben que el aumento de ventas de la Lotería de Navidad tendrá a partir de esta semana un importante parón, con la llegada de septiembre. La resaca del pago de las vacaciones y el gasto escolar retrae a los ourensanos y será a mediados del mes de octubre, explica Jorge Anta, cuando vuelva a recuperarse el ritmo, que se acentuará durante la celebración de los magostos, fecha que aprovechan las asociaciones de vecinos para poner a la venta sus números entre los residentes.

La provincia se suma así a las zonas costeras de Galicia, donde los turistas son en los últimos años los mayores demandantes de Lotería de Navidad. No ocurre lo mismo por ejemplo en Madrid, que iniciará la venta más grande a partir del otoño.

El lotero Jorge Anta explica que aunque otros tipos de apuestas han tenido momentos mejores y peores de venta, la Lotería de Navidad siguen teniendo tirón entre los ourensanos, a pesar de que normalmente los premios no son tan grandes como en los otros casos. Además, son también elegidos como regalo entre las familias.

¿Qué pasaría si tocase un número completo de la lotería en Ourense? Pues tendría casi cinco millones de euros más.

«Coa última feira de agosto vendín xa os últimos décimos dun número completo»

Los turistas son los principales compradores de Lotería de Navidad en pleno verano. También los ourensanos que viven fuera y regresan de vacaciones, ya que puede que no vuelvan a tiempo para comprar antes de que se celebre el sorteo. Así lo atestiguan desde las administraciones y puntos de venta de localidades turísticas, como Allariz. «No mes de agosto vai moi ben», dice Perfecto Fernández. En términos similares se pronuncia Manuel Pinal en Ribadavia. «Las ventas van bastante bien, porque hay bastante turismo, sobre todo gente de Madrid y el País Vasco», dice Pinal.

En A Veiga, otro concello turístico, Remedios Real vende lotería en el bar Yáñez. «Véndolle á administración do Barco de Valdeorras, que me deixa a serie completa porque hai anos que a vendo enteira ou case toda. Este ano, na última feira de agosto xa vendín os 10.000 euros, porque me quedaban dúas ou tres follas e na feira sempre se vende», decía Real.

Desde la capital valdeorresa, en cambio, decían que las ventas habían sido más flojas. «Sobre todo en xullo, foi máis frouxo, porque houbo menos xente», explicaba Alicia Alonso. Y claro, con menos turistas, las ventas se resienten. Todos coinciden en que los ourensanos esperan al otoño para comprar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Turistas y emigrantes disparan la venta de la Lotería de Navidad