La rebaja del precio del suelo libera 140.000 metros en los polígonos

Desde el año 2015 se ha rebajado al 50 % el coste del terreno industrial en Ourense


ourense / la voz

Que Ourense tiene más suelo empresarial que necesidades las industrias es algo que viene ocurriendo desde hace muchos años pero las últimas medidas puestas en marcha por la administración gallega para tratar de dinamizar esos terrenos sin dueño parecen estar dando resultado.

Ayer mismo la conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, aseguró que estos incentivos han impulsado la adjudicación de 140.000 metros cuadrados de suelo industrial en distintos polígonos de la provincia. «Desde o ano 2015 o solo empresarial da Xunta en Ourense véndese a metade de prezo», explicó la conselleira durante el acto organizado por el Grupo Cuevas para anunciar el inicio de las obras de sus nuevas instalaciones. Precisamente, este grupo de alimentación ourensano ha comprado terrenos en la Cidade do Transporte, el polígono empresarial con más suelo disponible de toda la provincia, para montar su nueva sede. Allí quedaban por vender hasta la llegada de esta empresa cerca de cien mil metros cuadrados. Ahora, con la adquisición de cerca de 32.000, se reduce el suelo libre, aunque todavía hay mucho espacio para nuevas incorporaciones en el recinto, diseñado en su día para atraer a las grandes firmas de logística gallegas. Aquel propósito nunca se cumplió. Ayer la titular de Infraestruturas destacó la incidencia positiva que han tenido las acciones de rebaja de precio y aseguró que han supuesto, en el caso de Ourense, una inversión de 4,5 millones de euros.

Espacio vacante en zonas industriales de Ribadavia, O Barco, Ourense, Vilamarín o Verín

Los incentivos para la compra de suelo, que no solo contemplan la rebaja en los precios a la mitad, sino también modalidades de alquiler con opción a compra a precios asequibles, han logrado sin duda desbloquear la venta de suelo empresarial pero hoy por hoy aún quedan muchos metros cuadrados por vender en zonas empresariales de toda la provincia. Así, en los promovidos por Xestur y el Instituto Galego de Vivenda e Solo, y según la información que se recoge en su propia página web, hay opción de adquirir suelo para usos industriales en los recintos que se encuentran en Pereiro de Aguiar, Vilamarín, O Barco de Valdeorras, Ribadavia, O Carballiño, Celanova, Pazos-Verín y la propia Cidade do Transporte. Según esa web es en esta última zona en la que más suelo disponible hay, con dos parcelas de más de dieciséis mil metros cuadrados y otras tres más pequeñas de entre 3.000 y 5.000 metros.

A mayores, están los parques municipales, algunos terminados pero sin uso, como es el caso del de Cea. Se construyó con la promesa de implantación por parte de la empresa Cinco Jotas, que nunca llegó a materializarse. La zona industrial está urbanizada y perfectamente señalizada desde la N-525, pero sin actividad alguna.

El Grupo Cuevas deja O Vinteún y traslada su sede principal al polígono de San Cibrao

El polígono de San Cibrao es el principal foco empresarial de la provincia y en breve contará con la sede de una de las diez primeras empresas del territorio. El Grupo Cuevas, que desde 1978 estaba zona industrial de O Vinteún, en la capital, inició ayer las obras de construcción de sus nuevas instalaciones en esa zona empresarial, a la que trasladará su sede corporativa y su centro logístico en 2019. «Todo el mundo tiene sueños. Grupo Cuevas también tiene los suyos y hoy nos reúne aquí uno de ellos», aseguró el director general del grupo de alimentación, Artur Yuste. Las nuevas instalaciones, sobre un terreno de 31.860 metros cuadrados, triplicarán el espacio que actualmente tiene la empresa, que el año pasado cumplió 150 años y superó por primera vez en su historia los cien millones de facturación. Artur Yuste, que afirmó sentirse orgulloso del equipo humano con el que cuenta, destacó el continuado crecimiento del grupo y la obligación «inaplazable» de construir nuevas instalaciones para dar respuesta a los retos y necesidades de cara a «consolidarnos como uno de los grandes grupos empresariales dentro del difícil mercado de la distribución alimentaria gallega, y continuar por la senda del crecimiento, aportando valor, empleo, trabajo y calidad de vida». Sobre el terreno se levantará una nave de tres plantas y quince metros de altura, con una superficie total de 18.830 metros cuadrados. La plataforma logística tendrá 17.912 metros, con 22 muelles de carga para recepción y expedición de mercancías. Algo más de quince mil metros estarán ocupados por la zona de secos, con una altura de 14 metros. Tanto Marrón Glacé como Frunatur, otras marcas del grupo, se quedarán en sus sedes actuales, en el mismo polígono. Tomóvil, el concesionario que comercializa la marca Ford tampoco cambiará de ubicación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La rebaja del precio del suelo libera 140.000 metros en los polígonos