Los facultativos de Primaria resuelven ya el 14 % de las consultas por teléfono

El pasado año los ourensanos pidieron 309.293 citas para ser atendidos a distancia


ourense / la voz

El servicio de consultas telefónicas de Atención Primaria sigue sumando adeptos entre los ourensanos. El Sergas abrió en diciembre del 2013 esta modalidad que da la posibilidad de pedir una cita para que el profesional sanitario contacte telefónicamente con el paciente y el pasado año desde los centros de salud de la provincia se realizaron 309.293 consultas de este tipo.

La mayoría de ellas, en concreto el 79 %, estuvieron dirigidas al médico de familia. Las 243.291 consultas resueltas por teléfono por estos facultativos en la provincia ourensana suponen ya el 13,5 % del total de las que atienden a lo largo del año.

Atendiendo al peso de este tipo de modalidad asistencial en el cómputo global de actividad, las profesionales que más se acercan al porcentaje de los médicos son las matronas. En 2017 atendieron 3.055 casos por teléfono, lo que supone que este tipo de consultas son también el 13 % del total.

Eso sí, por valores absolutos, la segunda modalidad profesional que más citas telefónicas acumuló en la agenda de la Atención Primaria ourensana es la enfermería. El pasado año realizaron 45.015. Sin embargo el peso de esta modalidad sobre el total de su actividad asistencial directa -en 2017 atendieron 1.187.616 consultas de todo tipo-, es muy inferior al de médicos y matronas; supuso apenas un 4 % del total.

Más importante es el peso sobre las agendas del tercer servicio en el que se concentran más peticiones de ser atendido telefónicamente: el de pediatría. El pasado año desde los centros de salud ourensanos se resolvieron de esta forma 187.624 citas, pero esa cifra supone ya el 8 % del total de consultas que realizaron estos profesionales.

También en el 8 % del total de su actividad están en el departamento de trabajo social. El pasado año la plantilla que atiende este servicio tuvo 16.089 citas, de las que 1.315 fueron a través del teléfono.

Ninguna en fisioterapia

En cuanto al resto de servicios de los centros de salud, los ourensanos parecen poco proclives a utilizar la modalidad telefónica aunque, en principio, podrían hacerlo. Es el caso del de farmacia, que tan solo recibió 864 (un 6 % del total) de peticiones de cita telefónica, o el de odontología (0,5 %). Y es que, a pesar del crecimiento sostenido de la demanda de este servicio de consulta telefónica desde su puesta en marcha, algunos profesionales creen que todavía falta divulgación entre la ciudadanía. «Tendríamos que mejorar la información para que se aprovechase todo el potencial que realmente tiene», apunta Luis Prieto, jefe de servicio en el centro de salud de A Carballeira aludiendo tanto al escaso uso que reflejan las estadísticas en consultas al odontólogo, al farmacéutico o incluso al fisioterapeuta; servicio que, por cierto, no registró durante el pasado año ninguna petición en toda la provincia.

El 52 % en la ciudad

En cuanto a la demanda entre los habitantes de las distintas zonas de la provincia, la capital acumula el 52 % del total de las consultas de este tipo realizadas durante el pasado año. Eso sí, el peso no es el mismo en todos los centros de salud. Por ejemplo, en O Barco (con 25.982 citas), o en O Carballiño (24.680), se atendieron más que en el servicio de A Carballeira. Verín registró 16.286, en Xinzo fueron 14.501 y Ribadavia tuvo 13.868. Viana, Trives y Castro Caldelas cierran, por ese orden, la demanda.

Este tipo de citas ocupan el 8 % de la agenda de pediatras y enfermeras

Los profesionales creen que aún falta divulgación para aprovechar mejor el servicio

«Prefiero el cara a cara; que me vea en persona»

Los facultativos ourensanos tiene la percepción de que los que más uso hacen de este servicio son vecinos en edad productiva, especialmente jóvenes. Pero siempre hay excepciones. Es el caso de Victoria, que dice saber de la existencia del servicio pero que nunca lo ha utilizado. «Prefiero el cara a cara, que me vea en persona», señala esta joven que añade que se siente más tranquila en una conversación mirando a su interlocutor y le aporta más confianza. Su escaso entusiasmo para con este sistema es compartido por otros vecinos que, como José Luis, de 59 años, tienen la suerte de necesitar pocas visitas al año. «No es cuestión de que no me fíe, sino que para dos veces que puedo necesitarlo, prefiero aprovechar y tener el contacto más personal en esas pocas ocasiones que pido consulta al año», comenta.

Victoria Rodríguez 23 años

«No que vai de ano só tiven que vir unha vez»

José solo ve ventajas en la posibilidad de consultar con el médico por teléfono. «Xa usaba o sistema cando estaba no Novoa Santos e paréceme moi práctico. Penso que é bo para nós e tamén para eles. Afórrase moito tempo, moitos desprazamentos e as voltas para aparcar; no centro era tremendo e aquí por aí lle anda», señala este ourensano que ahora es usuario del de O Couto. «No que vai de ano só tiven que vir aquí, fisicamente, unha vez; e iso porque non sei que pasaba que non funcionaba o teléfono», añade. Su caso es poco común. En general los mayores utilizan menos el servicio porque se sienten más tranquilos con la consulta presencial. «Entendémonos mellor que por teléfono; e aínda así as veces costa reter todo o que che contan en persoa», corrobora Perfecto Rodríguez, otro usuario de 77 años.

«No es para todo el mundo, ni para todos los casos, pero tiene muchas ventajas»

No tener que perder tiempo de trabajo para acudir a un centro de salud y esperar a que le toque el turno de que le llamen en una sala de espera es una de las ventajas que este sistema de consulta telefónica para el usuario que, una vez solicitada la cita, puede despreocuparse hasta que el profesional sanitario con el que desea hablar le llama para preguntarle el motivo de la consulta. Pero no la única. «Las ventajas son muchas. El usuario gana en accesibilidad; reduce tiempo de espera y evita desplazamientos innecesarios cuando a lo mejor solo tiene que venir a comprobar una analítica o ver el resultado de una prueba, o para las citaciones de control para comentar cómo te está funcionando el tratamiento que te dieron o una duda que te surge sobre la forma de tomarte el medicamento o porque necesitas que se te renueve alguna medicación para tu patología crónica. Además de que, en tiempos como los de la gripe, evitas esa exposición a contagios» relata Luis Prieto Robisco.

El jefe de servicio en el centro de salud de A Carballeira, que ve además ventajas de organización de su jornada laboral para el propio profesional, opina que, aunque el método está siendo muy positivo «no vale ni para todos los profesionales ni para todos los pacientes; no es para todo el mundo ni para todos los casos». Recuerda que cuando el paciente tiene un proceso agudo es más normal que acuda en persona para facilitar la exploración que lleve a un diagnóstico. También reconoce que especialmente con algunos usuarios de edad muy avanzada, la comprensión a través del teléfono puede ser más compleja. «A veces ya lo es en la presencial, pero por teléfono se ponen más nerviosos y les cuesta más explicarse y también quedarse con lo que les dices», apunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los facultativos de Primaria resuelven ya el 14 % de las consultas por teléfono