Ramirás dejará de cobrar el recibo del agua hasta que baje el arsénico

De momento el Concello sigue suministrándose con agua potable a través de cisternas, aunque el coste previsto con este método es de 60.000 euros


OURENSE / LA VOZ

La situación del suministro de agua potable en el concello de Ramirás salió a debate en el pleno celebrado este mes, de carácter extraordinario. El problema de la presencia de arsénico en el agua de la traída municipal no es nuevo y volvió a aparecer este verano, coincidiendo con la bajada de caudal en la presa del río Tuño, donde se toma. Desde que supo, en agosto, que volvía a haber niveles no aconsejables de arsénico, el Concello tomó medidas. La solución temporal adoptada por el gobierno que preside la socialista Isabel Gil fue comprar cisternas de agua potable -cuatro diariamente, precisó la regidora- para volcarlas en la ETAP. El PP pidió en una moción que se adoptase esta solución y que no se cobre el recibo del agua a los vecinos este semestre. La moción salió adelante con los votos de PP y del BNG. El PSOE gobierna en minoría. Gil apuntó que prevé un gasto de 60.000 euros en la compra de agua potable.

También se debatió sobre el uso del local social de A Facha. El PP criticó que se metiera allí la brigada de incendios. La alcaldesa dijo que solo pernoctan una vez al mes y que previamente se consultó con las vecinas que lo usan. Acordaron buscar un lugar mejor para la brigada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Ramirás dejará de cobrar el recibo del agua hasta que baje el arsénico