«Ya había perdido la esperanza de que me reconocieran en mi tierra»

El «Ourensanía» de este año dice que el premio le llega cuando más lo necesitaba


ourense / La voz

José Sousa es uno de los más importantes productores cinematográficos de Venezuela. Allí desarrolló su vida profesional y personal, pero nació en Ourense, concretamente en Ver (Ramirás). En los próximos días volverá a su tierra para participar en el festival de cine y, además, el próximo día 11 de noviembre, coincidiendo con el san Martiño, recogerá el premio Ourensanía 2016, que entrega la Diputación. Antes de emprender su viaje trasatlántico responde a las preguntas de La Voz de Galicia desde su casa de Venezuela. Su mujer, Yackeline Salazar, fue asesinada en Caracas durante un robo el pasado mes de agosto y Sousa reconoce que el galardón llega en un momento muy intenso de su vida.

-¿Cómo se sintió al conocer su elección para ese galardón?

-Muy orgulloso de que por fin me están tomando en cuanta en mi tierra de origen. Un periodista venezolano escribió lo siguiente: «Jose Sousa ya es profeta en su dos tierras». Además, el premio Ourensanía llega en el momento emocional que más necesito. También espero que gracias a este premio puedan ser exhibidas mis producciones en Galicia.

-Usted se marchó de Ourense cuanto tenía tan solo 14 años. ¿Esperaba que su tierra natal lo recordase y lo homenajease de ese modo después de tanto tiempo?

-Pues no, había perdido la esperanza de que me reconocieran en mi tierra ya que intenté varias veces que me conocieran en mi tierra y no lo logré.

-¿Le gusta a usted recordar sus orígenes ourensanos?

-Por supuesto, siempre los recuerdo y siempre los tengo presentes. Una película llamada El manzano azul evoca en cierto modo mi infancia.

-¿Qué lugares le gusta visitar cuando vuelve a España?

-Reconozco que no voy mucho a Galicia pero sí a España , he estado en el festival de Huelva como unas tres veces y también en el festival de San Sebastián.

-¿Cómo valora la situación política en la que se encuentra actualmente Venezuela?

-Es catastrófica. No se sabe en qué va a acabar todo esto.

-¿Están sufriéndola de algún modo especial los emigrantes que, como usted, viven allí?

-Aquí está sufriendo todo el mundo. En los 52 años que llevo viviendo en la Venezuela nunca había visto una cosa igual. Hay colas para comprar comida, no hay medicinas... Esto es un desastre. Pero estamos atados pues no es fácil irnos de aquí cuando tienes algo y ese algo está en este país.

-¿Cuál cree que es la solución a la situación actual?

-No lo sé. Eso depende de los políticos.

-¿Cómo afronta uno la muerte de su esposa en unas circunstancias como las que usted ha tenido que vivir?

-Esto es una losa que llevo encima. Hace dos meses y medio esa mujer vivía con una vitalidad inmensa y, después de 35 años viviendo juntos, llegó a las puertas de mi casa la bestia y, sin importarles nada y con un desprecio sádico, la matan por el simple hecho de querer huir.

-¿Qué le parece que el jurado del premio Ourensanía haya decidido incluir en su dictamen una mención especial a su mujer?

-Muy merecido ya que ella es el alma de la productora Xenon Films. En este momento estoy produciendo un vídeo con todas las obras que hemos hecho para Xenon y que exhibiré en la entrega del premio Ourensanía

-¿Ha pensado alguna vez en dejar Venezuela y volver a la provincia de Ourense?

-En este momento sí, pero tengo que asegurar que voy a poder sobrevivir donde vaya. Estamos en eso.

-¿Cómo valora la evolución de la industria audiovisual en Venezuela y en España?

-En Venezuela estamos pasando por un momento de transición y de decisiones en el país y el cine no se aleja de ello... Se realizan producciones en nuestro país, sin embargo estamos atentos a lo que pueda afectar a nuestra pequeña industria. Muchas compañías se han marchado a otros países, pero Xenon sigue apostando por Venezuela hasta que el cuerpo aguante. En cuanto a la española no la conozco tan bien, pero haré todos los intentos para conocerla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Ya había perdido la esperanza de que me reconocieran en mi tierra»