La lluvia ayudó a extinguir los incendios en tres zonas de la provincia

El de Rairiz de Veiga fue el que tardó más tiempo en darse por extinguido del todo


ourense / la voz

El intenso viento que precedió a las lluvias nocturnas, las primeras en semanas, hicieron que varios incendios amenazasen con tornarse virulentos si no eran controlados a tiempo durante la noche del jueves. Pero con la caída de la lluvia, todos se llegaron a controlar.

El de Rairiz de Veiga fue el que tardó más tiempo en darse por extinguido del todo. La Consellería de Medio Rural informó de que había comenzado a las 23.20 horas del miércoles y se dio por totalmente apagado a las siete de la tarde de ayer. Afectó a 23 hectáreas en la parroquia de Rairiz de Veiga, con 16 hectáreas de monte raso dañadas y otras siete, de arbolado. En su extinción trabajaron un técnico, cinco agentes, siete brigadas y siete motobombas.

En Vilariño de Conso hubo también incendio forestal, se inició a las 21.45 horas del miércoles en la parroquia de Mormentelos y quemó 21 hectáreas de monte raso, según las mismas fuentes de la Xunta.

El preocupante incendio de San Cristovo de Cea, que estaba quemando una zona natural de la Serra da Martiñá, se dio por extinguido poco antes de las nueve de la mañana, después de estar activo desde las 16.35 horas. Finalmente, según la Consellería, se estima que ardieron unas 25 hectáreas en la parroquia de Vales, diez de monte arbolado y quince, de raso. Para su extinción se utilizaron medios de la Xunta y del Ministerio de Medio Ambiente, terrestres y aéreos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La lluvia ayudó a extinguir los incendios en tres zonas de la provincia