Tres colegios ourensanos aumentan aulas, pero solo dos suman matrícula

El Rodríguez Barroso, en la capital, tendrá 25 niños más y el Ben-Cho-Shey, en Pereiro de Aguiar, sumará 9


ourense / la voz

Serán tres los colegios de la provincia que el próximo curso aumentarán su número de aulas -el Cid Arregui de Rairiz, el Ben-Cho-Shey de Pereiro y el Rodríguez Barroso, de la ciudad-, pero solo dos crecerán realmente en número de alumnos.

En el barrio de Os Rosais la tendencia es al alza. En el período de reserva de plaza tuvo que dejar fuera a 16 solicitantes para educación infantil de 3 años y en el 2015-16 tendrá 25 alumnos más, situándose en 420.

El centro, explica su directora, Teresa Lage, tiene capacidad para 450 estudiantes; el próximo curso tendrá seis aulas de infantil y doce de primaria, completándose, con otra clase 6º, el desdoblamiento de todos los niveles.

El crecimiento, expone Lage, empezó a notarse cuando se construyó el nuevo colegio. «É certo que tamén na elección de cole funcionan as modas -apunta la directora- e á xente gústanlle os centros novos. Nesta zona, ademais, aumentou moito a edificación e veu vivir moita xente nova, aparte de moitos traballadores dos hospitais que non viven aquí, pero traen os seus fillos». Además de un aula, el centro aumentará un profesor, aunque necesitaría refuerzo en Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje y en cuidadores.

El centro de Rairiz de Veiga se amplía, pero solo sobre el papel

Estos tres centros son la cara amable de un final de curso en el que la mirada hacia septiembre se detiene en cierres de colegios -Calvos de Randín y Xunqueira de Espadanedo-, nuevas unitarias, reducción de aulas y, en general, disminución o mantenimiento discreto del alumnado, especialmente en el rural.

El optimismo que podría derivarse de ver incluido entre las nuevas aulas que se crean a un colegio absolutamente rural como el de Rairiz de Veiga se desvanece al bajar a la realidad.

Es cierto que la Consellería de Educación ha anunciado el incremento de una nueva unidad de educación infantil, situándose en dos, pero desde el centro aclaran que los dos grupos -uno de 3 años y otro conjunto de 4 y 5- existen desde hace varios años, aunque sin plaza de profesor consolidada, que es lo que se ha conseguido para el 2015-16.

El número de alumnos, sin embargo, no aumenta; se mantiene en una horquilla entre 58 y 68, sumando los niños de la escuela de Vilar de Santos cerrada hace unos años. En Rairiz de Veiga finalizaron el curso 69 estudiantes. Lo empezarán no más de 68, aunque los matriculados a día de hoy son 70.

«A xente está apostando polo público»

Pereiro de Aguiar también tendrá un aula más. Será en el colegio Ben-Cho-Shey, donde el cómputo de matrículas para septiembre arroja un saldo positivo de nueve, con un total de 243. Además, habrá una nueva clase de 5º.

En ese nivel, explica el director, Antón Gómez, había ya 25 alumnos y se matricularon 4 más, por lo que se hace necesario un desdoble. El colegio tendrá cinco unidades de infantil y nueve de primaria, con un aula o dos por grado, en función del número de inscritos.

«O baile é de 25-30 nenos por xeración, de aí que haxa unha ou dúas aulas por nivel», apunta.

Para la pregunta de por qué el aumento de demanda Antón Gómez tiene varias respuestas: «Eu creo que hai máis poboación e tamén que a xente está apostando polo público, habendo como hai neste concello dous colexios privados. Nós facemos un ensino moi personalizado e comprometido cos nenos e con entorno; temos moito contacto coas familias. Ofrecemos comedor, transporte e un aula temperá a través do Concello e, ademais, actividades culturais e deportivas, con escolas de atletismo e xadrez».

El director comparte el buen resultado con las familias: «Temos unha ANPA moi activa, que promove moitas actividades».

En cuanto al plantel de profesorado, el próximo curso serán 24.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Tres colegios ourensanos aumentan aulas, pero solo dos suman matrícula