Ourense

El caso de Adrián y Nabor González Fariñas, los hermanos ourensanos que dirigen las juventudes de PP y PSOE, es peculiar porque son gemelos, porque no heredan el cargo de otros familiares y porque forman parte de partidos políticos diferentes el uno del otro. Sin embargo, en Ourense no es excepcional que varios miembros de una misma familia compartan esta actividad.

El ejemplo más obvio y de mayor trascendencia institucional es el de la Diputación, cuya presidencia pasó del padre, José Luis Baltar Pumar, al hijo, José Manuel Baltar Blanco. En su actual gobierno popular tiene tres casos similares: Ana Villarino (que sucedió a su padre en la alcaldía de Oímbra), Pablo Pérez (hijo del regidor de Quintela de Leirado) y Juan Anta (hijo de una exconcejala de A Veiga, donde él es ahora alcalde). Sus casos son los más recientes, pero hay muchos más hijos que actualmente ocupan la alcaldía que un día fue de sus padres: Teresa Barge en A Bola, Elías Rodríguez en Rubiá, Luciano Rivero en Cualedro, José Luis Suárez en Monterrei o José María Lago en A Gudiña. Todos los citados son del Partido Popular.

Aunque hubo intentos en otras formaciones políticas -en Punxín, tras la inhabilitación del entonces alcalde socialista, fue candidato su hijo- lo cierto es que la mayor parte de los casos tienen que ver con el PP. Y no solo en lo que respecta a herencias de padre a hijo. El alcalde de Bande, José Antonio Armada, es el exmarido de la diputada popular Ana Belén Vázquez, que ocupó ese puesto antes que él. Especialmente llamativo es el caso de Melón. «A miña muller é alcaldesa só porque eu non podía», llegó a decir el exregidor del PP Alberto Pardellas tras ser inhabilitado y ceder el poder a su esposa, Cristina Francisco. También destaca el caso de Beade. El veterano alcalde popular, Senén Pousa, estaba acompañado en su gobierno por su hermano y su nieta hasta el año 2015 y, a partir de entonces, por esta última y por un sobrino (aunque este dimitió recientemente). Entre hermanos, destaca el caso de Andrés y Francisco José Montesinos, que fueron alcaldes de Viana do Bolo y A Mezquita (ambos del PP), aunque ahora están en la oposición.

Fuera del PP es llamativo el caso del exalcalde socialista de Ribadavia Miguel Fidalgo. Su hijo, Brais Fidalgo, es concejal de la marea Ribeiro en Común y estos días está promoviendo una moción de censura contra el actual alcalde del PSOE. Ese mismo sistema le dio y le quitó la alcaldía de la localidad a su padre hace ya décadas. En Trives, el nuevo concejal de ATI, Dámaso Bembibre, es hermano de un edil de Aivic en Vilariño (ambas, formaciones independientes). Por otro lado, un concejal del BNG en A Rúa, Avelino Seco, es cuñado de una edila del PSOE en Vilamartín, Amparo Rodríguez. Y llama la atención el caso de Muíños. El alcalde, Plácido Álvarez, del PP, es primo del portavoz socialista, José Luis Rodríguez.

Información elaborada por Miguel Ascón, María Cobas, Xosé Manuel Rodríguez, Sindo Martínez y Maite Rodríguez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Cuando la política se lleva en los genes