Los farmacéuticos ourensanos exhiben todo su potencial

Fina Ulloa
fina Ulloa OURENSE / LA VOZ

PIÑOR

Santi M. Amil

Cuarenta profesionales se rotaron en una carpa para mostrar que su labor va más allá de dispensar medicinas

03 mar 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Tras el mostrador de una farmacia hay profesionales que están formados y capacitados para muchas más cosas que dispensar medicamentos, pero muchos usuarios desconocen aún todo ese potencial. Así que ayer cuarenta farmacéuticos ourensanos se fueron turnando en una carpa instalada en la praza Maior de la capital ourensana durante todo el día para animar a los vecinos a sacarles el máximo rendimiento como profesionales.

La iniciativa resultó todo un éxito y hasta se formaron colas en algunos momentos de la jornada frente a las mesas en las que se plasmaban esas otras facetas de la labor del farmacéutico comunitario, desde tomar la presión arterial a calcular el riesgo cardiovascular de una persona teniendo en cuenta sus hábitos de vida y sus patologías. También había una sección enfocada al asesoramiento nutricional que pueden realizar estos profesionales, la ayuda para dejar de fumar, enseñarles como se maneja correctamente un inhalador o un dispensador de insulina, medir el colesterol o la glucemia e incluso mejorar el control de su medicación para que se realice correctamente evitando olvidos.

Todas estas labores están, tal y como ayer recordaba Marina Diéguez, coordinadora de la actividad, debidamente protocolizadas y consensuadas con sociedades científicas y médicas. Esta profesional, que ejerce en Piñor, matizaba que en el rural se aprovechan mejor esas capacidades de los farmacéuticos que en el entorno urbano.