«La clave está en diferenciarse»

La empresa Ataúdes Gallego es una de las principales exportadoras del sector


En la empresa Ataúdes Gallego, situada en Arenteiro (Piñor), la necesidad de buscar nuevos mercados surgió hace tres años, cuando los pedidos con destino nacional comenzaron a caer debido a la crisis. Así lo explica Lalo Arce, responsable de comercio exterior de la empresa. «Esta es una fábrica profesional y modernizada y había que buscar más trabajo porque la demanda a nivel nacional estaba cayendo». Con ese firme propósito, y ayuda de instituciones y organizaciones empresariales, empezaron a buscar nuevos clientes más allá de las fronteras y poco tiempo después ya tenían pedidos de Chile, Perú, Panamá, Guinea Ecuatorial, México o Sudáfrica. Sus logros han sido tantos que ahora mismo son una de las principales exportadoras dentro del sector. «De nuestra fábrica salen el 80 % de los ataúdes españoles que se venden fuera», explica Arce, que asegura que el secreto para exportar es «diferenciarse, ofrecer calidad y productos personalizados y especializados».

Sus clientes son grandes grupos funerarios del extranjero y, en Chile, tienen un acuerdo con una compañía que hace 700 entierros cada mes (por comparar, en Ourense se hacen una media de tres mil en todo el año), a la que envían unos doscientos ataúdes cada treinta días. «Ahora mismo la exportación supone el 45 % de facturación de la empresa, lo que supone alrededor de un millón de euros, y la previsión que tenemos es la de llegar este año al 50 %, alcanzando el millón y medio de euros», asegura el responsable de comercio exterior. «Lo más complicado de exportar es el alto coste que tiene. Hay que viajar constantemente para estar en contacto con el cliente y darle formación sobre los productos que se le venden, hay que darle un buen servicio», resume. También recuerda que, muchas veces, hay que esperar varios meses hasta cobrar los pedidos. Pese a todo, compensa. «Hay que preguntarle al cliente lo que necesita y hacerlo, ofreciendo precios competitivos». Hacer productos innovadores, como ataúdes de corcho o fabricados con materiales ecológicos ha abierto muchas puertas a esta empresa que ahora dirigen Víctor y Eduardo Gallego, hijos del fundador, José Gallego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«La clave está en diferenciarse»