Piñor se lleva la peor parte de un domingo con varios fuegos en la provincia

la voz

El intenso calor que ayer soportó la provincia de Ourense, que motivó la declaración de alerta roja y el éxodo masivo de muchos ourensanos hacia las playas dejando semivacía la capital, tuvo su peor cara en los incendios forestales. El municipio peor parado fue el de Piñor, con un fuego que se inició a medianoche del sábado y quemó 25 hectáreas, la mitad de ellas de arbolado, en la parroquia de Coiras. Quedó extinguido cerca de las tres de la tarde del domingo. Intervinieron 8 brigadas, 13 motobombas y una pala junto a seis agentes forestales. En la misma parroquia otro incendio, que se dio por sofocado a la una de la tarde, quemó 20 hectáreas más. Sin salir de Piñor, en la parroquia de Corna se produjo un fuego, aunque de poca envergadura.

Taboadela, en la zona de O Mesón de Calvos, fue otro de los afectados por las llamas, al igual que San Miguel do Campo, en Nogueira de Ramuín y Golpellás en Paderne de Allariz. Ninguno alcanzó la hectárea de superficie.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Piñor se lleva la peor parte de un domingo con varios fuegos en la provincia