Los velatorios sin licencia tratan de adaptarse a la nueva ley

En algunos concellos han empezado con los trámites y las obras para regulizarlos


La pasada semana la asociación de funerarias de Ourense se plantaba. Anunciaba que el día 1 dejaba de trabajar en los velatorios sin licencia -que cifraban en cerca de un centenar en la provincia, una cifra similar a los que cuentan con los papeles en regla- y así ha sido. Días después de que la medida esté en marcha, desde varios concellos afectados afirman que la solución está en camino. A más corto o más largo plazo, los gobiernos locales están intentando buscar una solución.

En Petín la encontraron simplemente haciendo el trámite. Ya estaba la instalación lista, aseguraba el alcalde, Miguel Bautista, la semana pasada. Solo tenía que ir a sellar el documento a Sanidade. Ayer lo mostraba orgulloso. No hubo en estos tres días de impás ningún fallecido para el que la familia reclamase ser velado allí. Ahora, de haberlo, no habrá problema. Los principales problemas que tienen las instalaciones municipales para adaptarse a la normativa viene muchas veces por la falta del sistema de refrigeración que exige la ley para la estancia donde se guarda el cadáver, y otras muchas por la obligación de contar con dos entradas diferentes (una para que sea introducida la caja mortuoria, y otra para que acceda la gente). El primer caso se solventa con la compra del equipo de refrigeración, en principio de solución más fácil; mientras que en el segundo supuesto son precisas obras, en las que además hay que tener en cuenta que exista posibilidad de hacerla. A todo lo anterior se junta, en ocasiones, que la instalación no es municipal, y aunque tengan un uso vecinal, no son propiedad del Concello. Es el caso de los velorios que existen en los geriátricos, como el de A Veiga. El alcalde, Juan Anta, dice que la Fundación San Rosendo, que gestiona la residencia, ya ha presentado la solicitud en el Concello para tramitar la legalización. «Ao haber esa comunicación previa, pódese usar a instalación», explica. Además, dice que ya tienen la memoria valorada de lo que habría que hacer (fundamentalmente, poner un equipo de refrigeración).

Tres velatorios municipales, los de Vilar de Barrio, Trasmiras y Sarreaus, acometen reformas para ser regularizados cuanto antes. En el caso de Sarreaus el Concello tiene previsto a medio plazo construir uno nuevo. En Xinzo serán propuestos esta semana por el Concello a Sanidade los que podrían acogerse en breve al permiso, en aldeas como pueden ser los casos de Morgade, Rebordechá, Paredes o Faramontaos

En O Carballiño cuentan con tres empresas con tanatorios y velatorios abiertos al público en el casco urbano. A mayores se cuenta con locales para esta finalidad en cuatro de las parroquias del municipio. En el presupuesto que la corporación municipal aprobó el pasado lunes, el Concello incluyó una partida de 7.000 euros para el acondicionamiento de estas instalaciones. En la capital de O Ribeiro se cuenta con servicio privado y desde el gobierno municipal se señala que los ubicados en los pueblos son privados y están legalizados.

En Maceda -una de las localidades en las que por la carencia de un local homologado y la negativa a usar los de las funerarias ya se estaba velando a los difuntos en domicilios- el alcalde Rubén Quintas informó de que entre hoy y mañana se instalará el equipo de frío para que Sanidade lo inspeccione. Será una solución provisional, porque el Concello planea un nuevo y mayor velatorio en el entorno de la iglesia.

Las funerarias piden a Sanidade que les informe sobre los espacios legalizados

Que los concellos se han puesto a trabajar para tratar de cumplir la ley es algo que saben en la asociación de funerarios de Ourense. En algunos casos, porque incluso los alcaldes se han dirigido a los profesionales del sector para pedirles consejo a la hora de reformar las instalaciones y poder adaptarse a la ley. Así lo reconoce el presidente del colectivo, Antonio García-Aliende. «A mí personalmente no me ha llamado ningún alcalde, pero algún compañero sí que ha recibido llamadas para ver cómo hacer las cosas; porque hay quien lo quiere solucionar», apunta García-Aliede.

Por ser conscientes de que la relación de velatorios legales irá aumentando paulatinamente, desde la asociación han pedido a Sanidade que les informe sobre los cambios. «Se le pidió a Sanidad que nos pasen si hay un listado nuevo... Tenemos un listado de las legales hace 15 días, pero ahora hemos pedido que si hay actas nuevas, que se nos comunique».

Lo que tiene claro el sector, dice el presidente -de un colectivo que agrupa a 60 de las 75 empresas que operan en la provincia-, es que no van a arriesgarse a trabajar en instalaciones sin licencia. La razón está en que en caso de hacerlo y ser denunciados, se enfrentan a multas de 3.000 euros. «No puede ser; estábamos yendo, pero en el momento en que se ponen a multar... La gente tiene que entenderlo, no puede parecerle mal a nadie», defiende García-Aliede. Y zanja: «Es una ley igual para todos, y hay que cumplirla; queremos que los mismos permisos los tengamos todos».

Información elaborada con aportaciones de María Cobas, Maite Rodríguez, Sindo Martínez y Xosé M. Rodríguez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los velatorios sin licencia tratan de adaptarse a la nueva ley