ourense / la voz

Los 120 litros de lluvia por metro cuadrado caídos en la última semana han llenado el subsuelo ourensano, uniéndose a los más de 400 acumulados desde que comenzó el otoño. Los suelos ya no pueden tragar más agua. Tras la crecida del caudal de los ríos de los últimos días, y la tregua de agua de este martes por falta de precipitaciones, vendrá un fin de semana complicado en cuanto a lluvias, con la entrada de la borrasca Elsa que se prevé que afecte de manera especial al sur de la provincia, a partir de esta tarde.

Técnicos de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) señalan que las previsiones apuntan a que durante las próximas 74 horas la provincia acumulará valores por encima de los 100 litros de agua por metro cuadrado, llegando a alcanzarse esta cantidad en un solo día, el jueves, en el caso de A Limia y A Baixa Limia.

La crecida de los caudales de los ríos será generalizada, al estar los suelos totalmente húmedos, aunque preocupa de manera especial cómo afectará al Avia en Ribadavia, al Sil en O Barco de Valdeorras, al Miño en Ourense y al Arnoia en Baños de Molgas. En todos estos casos ya se han tomado medidas de precaución, con la señalización de las zonas ya anegadas y la prohibición del paso, decretando la situación de la prealerta por posibles inundaciones que afecten a bienes y personas.

Las previsiones indican, sin embargo, que no se llegará a alcanzar el máximo histórico de precipitaciones en la capital ourensana, aunque los desbordamientos podrían ser generalizados, sobre todo en las zonas bañadas por el Miño, que recoge mucha agua de todos sus afluentes. No se espera, según los técnicos de la CHMS, que Ourense alcance el nivel de alerta, aunque habrá que ser precavidos. Ahora mismo el río registra un caudal de 2200 metros cúbicos por segundo, siendo el máximo histórico de 5.000 (en el 2000). El umbral de alerta se sitúa en los 3.000.

;
Crecida del Miño en Ourense Crecida del Miño en Ourense

Vientos fuertes para esta tarde

No solo habrá que estar atentos a las precipitaciones de las próximas horas en la provincia, sino también al viento, ya que se ha decretado para este miércoles la alerta naranja en zonas de la montaña ourensana, entre otros lugares de Galicia.

La Comisión Escolar de Alertas de la Xunta ha decidido suspender todas las actividades en el exterior de los centros educativos desde las 9.00 hasta las 21.00 horas, momento en el que se prevé que se puedan registrar rachas de viento de hasta 100 kilómetros por hora. Esta decisión afectará a los concellos de O Bolo, Carballeda de Valdeorras, Castro Caldelas, Chandrexa de Queixa, Esgos, A Gudiña, Maceda, Manzaneda, A Mezquita, Montederramo, Parada de Sil, A Pobra de Trives, Riós, San Xoán de Río, A Teixeira, A Veiga, Viana do Bolo, Vilariño de Conso y Xunqueira de Espadanedo. Fuera de estas zonas, serán las direcciones de los centros escolares las que decidan si toman alguna decisión en este sentido y si consideran que existe un riesgo mayor al que está previsto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los suelos ourensanos ya no pueden tragar más agua