El caudal del Miño en Ourense está un 61 % más bajo que su media

El nivel global de los ríos de la provincia está por debajo de lo que es habitual


ourense / la voz

Basta asomarse a las orillas del Miño a su paso por la capital para darse cuenta. El caudal del río está bajo, incluso para esta época del año. En algunos tramos de la ciudad se puede cruzar saltando de piedra en piedra y las personas que acuden a los paseos termales disfrutan de amplias zonas de descanso a orillas del río. Los datos del Confederación Hidrográfica del Miño Sil señalan que el río a su paso por la ciudad se encuentra un 61 % por debajo que su promedio histórico, aunque en este caso depende de la apertura de la presa de Velle, que está al 84 % de su capacidad máxima.

Pero no es el que menos agua lleva de la provincia. El Avia en Leiro está un 75 % por debajo. También el Sil, a su paso por O Barco de Valdeorras, presenta unos niveles más bajos de lo habitual. En el lado contrario está el río Caldo en Bubaces, con un caudal a un 114,5% por encima de la media, y el Limia en Ponteliñares, un 23,3 %. A pesar de estas diferencias, la situación de los ríos ourensanos a nivel global es mejor que la que se presentaba a inicios de este verano, en algunos casos por la apertura de las presas. En junio, todos los caudales estaban por debajo de lo habitual, a excepción del de Caldo en Lobios.

Durante estas fechas del año, algunos de los ríos ourensanos son el lugar perfecto para darse un baño y para el disfrute y ocio de sus vecinos, y hasta la fecha el bajo caudal en algunos de ellos no ha afectado a esta actividad. Únicamente el Limia en el embalse de As Conchas por la presencia de cianobacterias, que obligó a cerrar la playa de Portoquintela en Bande.

En el presente año hidrológico, que comenzó en octubre de 2018, la precipitación acumulada media en la provincia de Ourense hasta esta misma semana han sido de 1.011,4 litros por metro cúbico (l/m2), un 7 % por debajo de la media histórica. El año pasado en esta misma semana se habían acumulado 1.187,6 l/m2, un 9 % por encima de la media y un 17 % más que el agua que se ha acumulado este año. En la última semana se registraron 6,91 l/m2, siendo la del 12 de agosto la que tuvo más lluvia del mes.

Por lo que se refiere al año, desde que comenzó el 2019, la semana en la que se recogió más precipitaciones fue la del pasado 4 de febrero. Desde que comenzó el año hubo varias semanas sin precipitaciones en la totalidad de la demarcación en la provincia: las dos primeras semanas de enero, la del 25 de abril, la del 6 de mayo, del 27 de mayo al de 13 de junio y la del 22 de julio.

Los embalses

Los embalses se encuentran al 65,75 % de su capacidad máxima, un 0,18 % menos que la semana anterior. Este volumen es un 4,87 % menor que la cantidad de agua embalsada hace un año, 70,61 %, y está un 2,53 % por debajo que el llenado promedio en estas fechas del año. Si a estos datos se suma el resto de embalses de toda la demarcación gallega, el porcentaje de agua embalsada sería mayor, ya que las otras provincias registraron más precipitaciones a lo largo del año.

En la provincia, la presa de Castrelo de Miño es la que acumula más agua, seguida de la de Fieira. Ambas superan el 90 % de su capacidad máxima. Le siguen las de Prada (A Veiga), Santa Eulalia (O Bolo) y Velle (capital). En el lado contrario está la de Edrada (Parada de Sil), Albarellos (Avia) y Salas (Muíños), todos por debajo del 50 %. El de As Conchas y Portas superan en poco este porcentaje.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El caudal del Miño en Ourense está un 61 % más bajo que su media