En el incendio de Padrenda hubo más de siete focos diferentes

El fuego en este concello afectó a un total de 150 hectáreas de terreno de Red Natura y en Oímbra las llamas quemaron cerca doscientas


ourense / la voz

La actividad incendiaria en la provincia se centró ayer en los concellos de Padrenda y Oímbra. En este último, el fuego quedó estabilizado durante la madrugada, después de arder desde las seis de la tarde del jueves un total de 190 hectáreas. Durante todo el día se procedió a controlar las zonas más afectadas y a refrescar los montes para evitar un nuevo foco, ya que durante la labores de extinción fueron varias las ocasiones en las que parecía que las llamas volvían a reavivarse. La alcaldesa de Oímbra, Ana Villarino, explicó ayer que se vivieron momentos complicados en el concello, aunque destacó la rapidez con la que actuaron los efectivos contra incendios. Los vecinos de la localidad de San Cibrao fueron los que vieron más de cerca las llamas, que llegaron a quemar alguna finca privada y a acercarse peligrosamente al cementerio. En la extinción trabajaron siete agentes forestales, 22 brigadas, diez motobombas, dos palas y cinco helicópteros. El humo se podía ver desde todo el valle de Monterrei.

Mucho más complicado resultó controlar el incendio que a las dos menos cuarto de la madrugada de ayer se inició en Padrenda. En este caso las labores fueron muy complejas, ya que en un principio, debido a la falta de luz, no se pudieron utilizar medios aéreos. Además, según apuntó el director xeral de Montes, Tomás Fernández-Couto, se puede asegurar que hubo una clara intencionalidad. Por una parte, por la hora en la que comenzó y, por otra, porque en el momento en que los efectivos trabajaban en la extinción del fuego, aparecieron hasta siete focos diferentes. «Todavía habrá que esperar a las investigaciones posteriores. Pero lo que es un hecho es que sobre la marcha aparecieron siete nuevos incendios en la zona. La intencionalidad está clara», afirmó ayer.

Sobre la fórmula utilizada para provocar el incendio, Tomas Fernández- Couto afirmó que seguramente se trata de algún artefacto simple fabricado con mechas o con cualquier otro mecanismo no demasiado complejo. Será la Guardia Civil, después de que se extinga completamente el incendio, la que procederá a buscar las causas de los fuegos.

«En todos los incendios siempre puede haber un matiz para conocer el porqué. En este caso parece intencionado, en el de Oímbra no se sabe todavía. A veces una simple tormenta seca puede ser la causa», subrayó el director xeral de Montes. En el fuego de Padrenda trabajaron durante la jornada cinco agentes forestales, once brigadas, siete motobombas, una pala y tres helicópteros.

Quedó extinguido ayer el que se inició en la parroquia de Chamosiños, en el concello de Trasmiras, que finalmente afectó a 20,5 hectáreas, de las cuales 15 son de arbolado y las 5,7 restantes, de suelo raso. También hubo diversos conatos en otras zonas de la provincia como Vilanova dos Infantes en Celanova, Taboadela o Allariz.

El GES de Muíños encuentran un artefacto incendiario hecho con cerillas

La intencionalidad está casi clara en un incendio que afectó al concello de Muíños el jueves. Las llamas no afectaron a una gran superficie de terreno, pero la forma en la que se desencadenó hizo sospechar a los efectivos que participaron en la extinción. Ayer regresaron a la zona en donde se inició el fuego, en la parroquia de Fornadeiros, y hallaron la prueba. El Grupo de Emergencia Supramunicipal (GES) de Muíños encontró un artefacto incendiario, realizado con cerillas y algún elemento de retardo en uno de los focos del incendio. Justamente en el que fue apagado por los propios vecinos. En una zona concreta, aseguran, de difícil acceso y muy cerca del siguiente foco, que saltó a los dos minutos.

Por eso, durante la tarde de ayer se acercaron al lugar del incendio agentes de la Guardia Civil con la intención de encontrar el segundo artefacto y poder relacionar ambos fuegos. El hecho de que sean intencionados, preocupa a los efectivos de emergencia de la localidad, por la cantidad de monte que existe en la zona y por la proximidad a Portugal. Además, el fuego que se plantó en Muíños apareció unas horas más tarde de iniciarse varios incendios en otras zonas de la comarca.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

En el incendio de Padrenda hubo más de siete focos diferentes