Los ourensanos pagan de IBI 50 euros más que la media de las ciudades gallegas

El ingreso por habitante vía tributos es el más alto de las urbes gallegas


ourense / la voz

El gobierno de la capital ourensana ha vuelto a poner sobre la mesa el debate de la rebaja del IBI. El Impuesto de Bienes Inmuebles supone una importante inyección económica para el Concello de Ourense. Se trata, de hecho, de la segunda de las siete grandes ciudades gallegas -superada únicamente por Santiago de Compostela- que tiene un mayor ingreso por habitante a través de ese tributo, concretamente 295,46 euros.

Así lo revela el último informe sobre la cuenta general de las entidades locales (la correspondiente al ejercicio 2014) que ha publicado el Consello de Contas. Esa cuantía supera en más de cincuenta euros la media de las urbes de la comunidad, que se sitúa en 244,41 euros. Exceptuando a la capital autonómica, que eleva el ingreso por habitante del IBI a 312,96 euros, el resto de las ciudades se sitúan por debajo de la ourensana: A Coruña (251,12), Vigo (223,11), Ferrol (218,69), Lugo (217,38) y Pontevedra (209,36).

Mayor presión fiscal

Esta situación, unida al hecho de que otros impuestos también son elevados, hace que la presión fiscal a la que el Concello de Ourense somete a sus vecinos sea superior a la de cualquier otra urbe gallega. Los ingresos tributarios por habitante en la capital ourensana se elevan a 691,03 euros, una cantidad a la que se acercan únicamente A Coruña (644,09 euros) y Santiago de Compostela (627,56).

Llama la atención el caso de Ferrol, con 398,76 euros. La media se sitúa en 592,28 euros, de modo que los ourensanos pagan casi cien euros más. En el año analizado, el 2014, el Concello de Ourense se situó, sin embargo, por debajo de los ingresos medios vía transferencia de otras Administraciones o a través de operaciones financieras.

Comparativa provincial

Volviendo al IBI, si la comparación con otras ciudades sitúa a Ourense como una de las ciudades con más ingresos por habitante, esa misma operación en relación al resto de los ayuntamientos de la provincia no sitúa a la capital ourensana en lo más alto del ránking. Ese lugar lo ocupa, y por mucha diferencia, el Concello de Vilariño de Conso.

Cabe destacar, por otro lado, que el informe del Consello de Contas no pudo tener en cuenta la situación de los ayuntamientos de Xinzo de Limia y Verín porque no aportaron la información solicitada. Fueron, de hecho, los únicos que no lo hicieron en toda Galicia. En lo que respecta al resto de municipios más importantes en términos poblacionales (los que superan los 10.000 vecinos), cabe destacar que el ingreso por habitante del IBI más elevado es el del Concello de Barbadás: 204,13 euros. Es un dato considerablemente más alto que lis de O Carballiño (167,59 euros) y O Barco de Valdeorras (160,40).

Para encontrar los ayuntamientos que más ganan por vecino gracias al Impuesto de Bienes Inmuebles hay que irse, por lo general, a las zonas rurales de montaña. La emigración hace mella en la población de esos municipios, pero quienes se fueron deben seguir pagando el IBI de sus casas y, como consecuencia, el ingreso por habitante se dispara. En Vilariño de Conso, el número uno del ránking, se eleva hasta los 1.347,83 euros. En localidades con similares características el dato es elevado aunque no tanto. Son los casos de Chandrexa de Queixa (484,26 euros) y A Veiga (334,74).

Solo hay otro municipio más que supera a la capital de la provincia en el ingreso por habitante de este tributo, pero sus circunstancias son muy distintas a las de los municipios citados, aunque su especial configuración, industrial y residencial, también influye en su registro. Se trata del Concello de San Cibrao, que gana 450,35 euros por habitante gracias al Impuesto de Bienes Inmuebles.

Los más baratos

Esos ingresos están muy lejos de los que registran los ayuntamientos que cierran el ránking. Por debajo de los cien euros por vecino están A Bola, A Gudiña, A Merca, A Mezquita, A Peroxa, Baltar, Beariz, Carballeda de Avia, Cartelle, Coles, Entrimo, Larouco, Lobios, Manzaneda, Maside, Monterrei, Oímbra, Os Blancos, Paderne de Allariz, Padrenda, Piñor, Pontedeva, Porqueira, Punxín, Quintela de Leirado, Rairiz de Veiga, Ramirás, Riós, San Amaro, San Cristovo de Cea, Sarreaus, Taboadela, Trasmiras, Verea, Vilamarín, Vilar de Santos, Vilardevós y Gomesende. El último de los citados es, con 43,13 euros, el que menos ingresa por habitante en la provincia de Ourense.

Gomesende, el municipio más barato para el Impuesto de Bienes Inmuebles: 43 euros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los ourensanos pagan de IBI 50 euros más que la media de las ciudades gallegas