Reinventarse para trabajar

Un programa de Cogami logra reinsertar a la mitad de sus participantes


ounrense / la voz

Saben lo que es trabajar. La mayoría lo han hecho desde muy jóvenes pero una discapacidad, sobrevenida por enfermedad o accidente, les ha supuesto renunciar a una labor que dominaban y enfrentarse a la aventura de buscar una nueva salida en un mercado laboral cada vez más restringido por la crisis. Pese a todo no han tirado la toalla y decidieron probar suerte con el Servicio de Intermediación Laboral (SIL) de Cogami, la confederación gallega de personas con discapacidad.

Empeñados en encontrar una nueva ocupación que les devuelva a la vida activa y al mercado laboral, un grupo de 14 vecinos de la provincia ourensana, nueve varones y cinco mujeres, iniciaron hace un año una aventura que para la mayoría ha supuesto salir de las listas del paro. Se inscribieron en el programa integrado Emprega con Discapacidade que desarrolla esa entidad. A sus limitaciones físicas añadían en algunos casos el disponer de una baja cualificación profesional o formativa, y en otros el hándicap de residir en un entorno rural, con los consiguientes problemas de comunicación y menores opciones de empleabilidad.

Ocho de ellos han logrado el objetivo. El resultado, además de un éxito personal, supone una excelente noticia para el propio programa en Ourense, ya que esos contratos representan más de la mitad de la participación y superar en más de 10 puntos el nivel de integración laboral marcado en el proyecto.

Las empresas del sector servicios fueron las que mostraron mayor receptividad

El programa Emprega con discapacidade se subdivide en varios frentes que incluyen, además de formación básica en Internet y en el uso de redes sociales, técnicas para la búsqueda de empleo. Otro valor añadido es que cada participante dispone de un servicio de tutorización individualizada. Además el plan incluye seminarios sobre autoempleo en el que reciben asesoramiento sobre las ayudas públicas que existen y a las que pueden optar para poner en marcha una iniciativa comercial. También se mantuvieron entrevistas con empresas para captar ofertas. En este último capítulo, los técnicos del servicio de intermediación laboral visitaron 15 firmas ourensanas para este proyecto. Teniendo en cuenta el nivel de contratos materializados con éxito, la cifra es un claro reflejo del nivel de concienciación y de la buena receptividad del tejido empresarial ourensano que, según destacan en Cogami, también es parte esencial del éxito del proyecto. La mayoría de los contratos firmados pertenecen al sector servicios.

Atención al rural

Una de las singularidades de este proyecto es su enfoque hacia las personas con minusvalías que residen en las zonas rurales, en las que habitualmente el acceso a programas y servicios de integración laboral es mucho más limitada. En el curso recién finalizado participaron, además de vecinos de la capital ourensana y de Barbadás, otros residentes en los municipios de Paderne de Allariz, Coles o San Cibrao das Viñas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Reinventarse para trabajar