Edelmiro Mateo, entrenador personal: «Tres horas semanales bastan para mejorar la salud y el tono físico»

OURENSE CIUDAD

Edelmiro Mateo, entrenador personal
Edelmiro Mateo, entrenador personal MIGUEL VILLAR

El monitor destaca el incremento de personas que adopta el hábito del ejercicio

10 jun 2024 . Actualizado a las 11:59 h.

Edelmiro Mateo Nóvoa (Ciudad de México, 1976) acumula ya más de seis años ejerciendo como entrenador personal, una actividad que está emergiendo en el entorno de la educación física, debido a las necesidades de usuarios que precisan un asesoramiento concreto.

El carballiñés evalúa que ese acercamiento a los hábitos de vida saludable viene dado por distintas motivaciones: «Mucha gente quiere mejorar su aspecto desde un punto de vista estético, pero también buscan un bienestar físico y mental. Es una tendencia que fue a más desde la pandemia, con el fin de evitar problemas cardiovasculares y también evitar el sedentarismo».

El método de Edelmiro arranca con una entrevista individual: «Se trata de conocer bien la realidad del usuario y qué es lo que busca. Hacemos un perfil sobre su condición física, si han padecido algún tipo de enfermedad y cómo podrían habituarse a determinados ejercicios. También si han estado mucho tiempo sin entrenarse y poder consensuar una serie de objetivos alcanzables».

Ese tipo de atención personalizada permite establecer un programa idóneo para cada persona, si bien Mateo Nóvoa establece que se pueden obtener un rendimiento satisfactorio con una ética de trabajo que se puede compaginar perfectamente con horarios laborales o de estudios: «Una hora, tres días a la semana, basta para mejorar la salud y el tono físico, siempre que sea un trabajo bien planificado. Si son cuatro o cinco sesiones , mejor, pero de lo que se trata es de crear un hábito y de organizar bien el entrenamiento que van a realizar».

El entrenador, que además dedica tiempo a sus obligaciones como monitor en el gimnasio Trabazos, analizó la realidad de la población ourensana: «La nuestra es una profesión muy solicitada y también en nuestra ciudad y provincia, la gente está apostando más por los hábitos saludables. Los médicos también están recomendando ejercicio para combatir ciertas patologías. De todos modos, es importante adaptarse a las necesidades de cada persona, tanto en horario como en las tarifas, porque en Ourense no se puede cobrar lo que pagan los habitantes de Madrid, Barcelona o incluso de Vigo».

Por otro lado, Edelmiro detalla también la relevancia de estudiar un plan adecuado a cada individuo, para lo cual estima fundamental el contar con los conocimientos de un instructor bien formado: «En los tiempos en que vivimos, abres Google y encuentras tablas y consejos de todo tipo para crear tus propias rutinas, pero eso no es efectivo. El asesoramiento de un profesional es crucial, porque no se trata de realizar una serie de ejercicios de modo ocasional. El plan de entrenamiento debe estar acompañado de recomendaciones nutricionales. Todo teniendo en cuenta los objetivos de cada persona, sean orientados a adelgazar, tonificar o a una combinación de ambas metas».

En cuanto, al perfil de sus actuales clientes, Mateo asegura que es bastante variable, teniendo en cuenta el número de horas necesarias y la intensidad. Superando la veintena de usuarios, la organización de su trabajo está milimétricamente detallada: «Voy adaptando la agenda, porque algunos no necesitan muchas horas y las voy encajando. Tengo jóvenes deportistas que intentan cumplimentar su entrenamiento en equipos de la ciudad y padres que quieren que ayude a sus niños a adquirir hábitos que mejoren su condición física. En algunos casos, también trabajo específico como fortalecer las piernas u otras partes del cuerpo, que les viene bien para su desarrollo». 

«El aspecto estético también es una motivación para el entrenamiento»

Después de planificar distintos procesos con sus usuarios, Edelmiro Mateo incide en el hecho de que las razones que los empujan son diversas: «Van desde el deporte a prepararse para exámenes físicos, pero últimamente el aspecto estético también una motivación para el entrenamiento. También es bueno sentirse bien con uno mismo y eso incluye desde bajar peso a poder disfrutar de un cuerpo tonificado».

Y en esa línea, el entrenador personal no olvida que también ayuda a incrementar esa autoestima el hecho de prolongar en el tiempo una rutina de ejercicios y de preparación integral que, además del trabajo físico, se coordine con el cuidado de la alimentación y otras premisas: «Es importante crear buenos hábitos de vida, porque el cuerpo genera de ese modo las llamadas endorfinas, que crean sensación de bienestar».

La constancia y el empeño hacen el resto en una época en la que no viene mal combatir el sedentarismo y el estrés. 

DNI 

Edelmiro Mateo Nóvoa. Nació en la ciudad de México en 1976. Siempre estuvo relacionado con el mundo del deporte desde pequeño y se formó en distintos aspectos de la educación física.

¿QUÉ HACE? 

Entrenador personal y monitor. En su cartera de clientes ha llegado a los 24 usuarios, para los cuales diseña rutinas de entrenamiento y objetivos individuales a cumplir. También es monitor en el ourensano Gimnasio Trabazos.