La Diócesis de Ourense renovó su organigrama con nuevas vicarías

La Voz OURENSE

OURENSE CIUDAD

Los sacerdotes con el obispo, Leonardo Lemos, tras tomar posesión de sus nuevas responsabilidades
Los sacerdotes con el obispo, Leonardo Lemos, tras tomar posesión de sus nuevas responsabilidades Santi M. Amil

Seis sacerdotes asumen nuevas responsabilidades con el encargo de ajustar el funcionamiento de la Iglesia en el territorio ourensano a los nuevos tiempos

02 jun 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Esta semana culminaba oficialmente una remodelación del trabajo dentro del organigrama interno de la Diócesis de Ourense con la toma de posesión de los nuevos vicarios nombrados por el obispo Leonardo Lemos Montanet. El titular de la sede episcopal ourensana presidió el acto que oficializaba las nuevas tareas que asumirán los sacerdotes insistiendo en que es un paso más para afrontar los retos del futuro y la necesidad de adaptarse a las necesidades de la sociedad actual.

Algunos de ellos se reflejan en el nombre de la nueva vicaría que asume José Ángel Feijoo Mirón, hasta ahora delegado diocesano de Cáritas. Seguirá al frente de ese departamento vinculado con la labor social de la Iglesia, pero con un departamento que se denomina a partir de ahora Desarrollo humano integral y en el que se incluyen específicamente conceptos como la promoción de la mujer, la inmigración, la protección de la infancia, el apoyo a reclusos y ex reclusos o atención a mayores, entre otras. Es una de las cuatro vicarías de nueva creación que se ponen en marcha. Otra la asumirá Pablo César González Carballo, que será vicario para el clero. Manuel Rodicio pozo se hace cargo de la de catequesis, educación y cultura y Francisco López Gómez asume otra de las novedades: la vicaría de laicos, familia y vida, que tendrá a Francisco López como responsable. Aparte de esas cuatro, la remodelación interna se completó con otros dos nombramientos: el de José Seijo González que pasa a ser vicario judicial sustituyendo a Tomás Cougil Gil, que presentó su renuncia y permanece como canónigo honorario de la catedral. El formador y docente del seminario José Manuel Salgado Pérez también asumió la dirección de Instituto Teológico Divino Maestro, relevando en el cargo a José Joaquín Borrajo Iglesias.