Los niños de Castrelo de Miño ya tienen un máster en reciclaje

La Voz OURENSE

OURENSE CIUDAD

Alumnos de Castrelo de Miño durante la actividad desarrollada por Sogama
Alumnos de Castrelo de Miño durante la actividad desarrollada por Sogama

Sogama organiza talleres en colegios de O Ribeiro, O Carballiño, Ourense, Muíños, Viana do Bolo y Vilar de Barrio para evitar los errores más comunes en la separación de los residuos domésticos

15 may 2024 . Actualizado a las 19:03 h.

El próximo 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje y en la Sociedade Galega do Medio Ambiente (Sogama) han puesto en marcha con este motivo una nueva campaña para formar a niños y jóvenes en la recogida selectiva de residuos. La iniciativa, que arrancó el día 13, llegó ya al colegio de Castrelo de Miño, uno de los centros educativos de Galicia que participan en la experiencia. Aunque los escolares suele ser un colectivo muy proactivo e implicado en la gestión sostenible de los residuos, desde Sogama han decidido organizar estas jornadas para clarificar conceptos ya que, según explican, todavía persisten dudas en torno a la correcta separación de todos esos materiales que se desechan, especialmente en relación al contenedor amarillo. Concebido para acoger envases y envoltorios de plástico, latas y briks, a menudo se introducen erróneamente plásticos que no proceden de envases. Otra de las aclaraciones en las que se incide en esta acción formativa tiene que ver con el contenedor azul. Se les advierte que el papel y cartón debe ir limpio, sin restos de grasa y libre de elementos accesorios tales como las espirales metálicas de las libretas, las grapas, las anillas y similares. También el iglú verde genera dudas y en ocasiones se introducen las botellas, frascos y tarros de vidrio con tapas y tapones, lo cual también es un error. Los pequeños mostraron curiosidad además por el contenedor marrón, novedad en muchos concellos, y destinado solo a la materia orgánica, que debe ir siempre introducida en bolsas compostables. Desde Sogama se les explica que disponen de cuatro plantas de biorresiduos para estos restos orgánicos (en Verín, Cervo, Cerceda y Vilanova de Arousa) y que allí esa basura se convierten en compost, un abono natural que se utiliza para fertilizar suelos tanto destinados a jardinería como a agricultura. Además del de Castrelo de Miño, este año participan en la iniciativa colegios de Ourense, O Carballiño, Muíños, Viana do Bolo y Vilar de Barrio