Ourense no pasó por alto el 25N

La Voz OURENSE

OURENSE CIUDAD

Instituciones, partidos políticos y centros educativos conmemoraron el día contra la violencia machista

25 nov 2022 . Actualizado a las 21:21 h.

El Concello de Ourense conmemoró el 25N en el salón de plenos y con un acto que arrancó con un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de violencia de género. «Ate hoxe, no que vai de ano, son 38 as mulleres, dúas delas menores, que foron asasinadas», resaltó en su intervención el concejal de Igualdad, Telmo Ucha. «Con tan só unha muller asasinada xa sería suficiente para xustificar a necesidade deste tipo de actos pero estas cifras demostran a importancia de acabar coa violencia machista», explicó el edil. A continuación, el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome procedió a la lectura del manifiesto institucional de esta celebración.

La artista Iseo A Moura trató de explicar, a través de un relato que era una mezcla entre un cuento y un poema, la historia de mujeres que sufren violencia de género. Lo hizo contando los recuerdos de su abuela, los de su madre y los suyos propios, narrando un texto en el que no faltaron alusiones a los malos tratos, el aborto o la muerte.

Tras el relato la propia Iseo siguió siendo protagonista del acto institucional. La artista interpretó la canción Manada somos nós, que compuso para su banda, Sacha na Horta. «Con estas músicas aprendín a ser xuntas», dijo, justo antes de empezar a cantar en el salón de plenos. Por supuesto, no lo hizo sola. Para esta ocasión vino acompañada de una de sus compañeras en el grupo, Cris Asenjo, que interpretó el acordeón junto a Iseo.

A la celebración del 25N en el Concello de Ourense asistieron, además de la corporación local los técnicos municipales, la Policía Local, Guardia Civil y otras entidades de la ciudad.

En el hospital de Ourense también se celebró esta mañana un acto reivindicativo, con presencia de autoridades sanitarias y de la Xunta. Participó una trabajadora que fue víctima, con una emotiva alocución en la que animó a las mujeres a salir de la violencia y contarlo. 

En villas como O Carballiño, O Barco, Ribadavia o Celanova se celebraron concentraciones. En Xinzo se plantaron árboles en recuerdo a las mujeres asesinadas.

Los centros educativos se volcaron con las reivindicaciones. En A Ponte, los IES 12 de Outubro y Blanco Amor y el CEIP Prácticas reunieron a sus alumnos en una cadena humana alrededor de los centros para rechazar la violencia machista y vicaria. 

Por la tarde, en la ciudad se celebró la movilización de la Marcha Mundial das Mulleres. Los partidos políticos, como PP y PSOE, también reunieron a sus cargos institucionales para actos simbólicos.