Una merienda pedagógica e irresistible en Ourense

María Doallo Freire
María Doallo OURENSE

OURENSE CIUDAD

Nuria y Ana, en el gastrobar Toxo, donde tuvo lugar la última Merienda Pedagógica
Nuria y Ana, en el gastrobar Toxo, donde tuvo lugar la última Merienda Pedagógica Santi M. Amil

Las profesoras ourensanas Nuria Feijóo y Ana Lorenzo han creado una iniciativa para unir a la comunidad educativa en un ambiente informal y relajado

08 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Nuria Feijóo y Ana Lorenzo tienen muchas cosas en común. Ambas son de Ourense y son profesoras. Estas dos buenas amigas comparten además su amor por la docencia a un nivel que no les permite desconectar ni cuando están fuera de las aulas. Nuria trabaja en un colegio de O Carballiño y Ana en uno de Xinzo, pero en su trayectoria profesional han pasado por muchos otros. «Desde la pandemia nos dimos cuenta de que todo se frenó para nosotros. Nos quedamos sin formaciones, sin cursos, sin un lugar para que el profesorado se pudiese encontrar... Entonces surgió la necesidad de compartir y de crear tribu», explica Ana. Ellas, que están acostumbradas a quedar para tomar algo y terminar pasando horas y horas hablando de lo que les preocupa dentro del área educativa y de todo lo que se les ocurre para solucionarlo, se dieron cuenta hace unos meses de lo bonito que sería abrir esos debates, esas conversaciones, a otros compañeros. Así nació el proyecto Meriendas Pedagógicas. Son reuniones informales dirigidas a profesionales del ámbito de la educación que se llevan a cabo en distintos locales de hostelería de la ciudad de Ourense. «Igual que avanza la sociedad, tenemos que avanzar nosotros como educadores, no podemos quedarnos lejos de nuestro alumnado. Este tipo de encuentros nos ayudan a compartir ideas, opiniones, experiencias e incluso recursos», afirma Nuria.

Hay una merienda al mes, cada vez en una cafetería ourensana diferente, con el fin también de dinamizar la hostelería local. Por el momento los grupos tienen un máximo de 15 personas y ya han conseguido llenar el aforo en las últimas dos convocatorias. La siguiente es el 16 de noviembre y quedan muy poquitas plazas. El concepto es muy similar al de las reuniones para practicar inglés que se hacen en algunos bares, pero en este caso hay que apuntarse previamente. «Solo tienen que contactarnos a través del Instagram de Meriendas Pedagógicas y reservar la plaza», afirma Ana. Es completamente gratuito y entretenido. «Cada sesión tiene unos temas predefinidos, que los asistentes votan a través de un formulario online que les hacemos llegar», explica Nuria. Luego hay otros temas más prácticos, y controvertidos, como los «melones pedagógicos». «Son una serie de preguntas cuya respuesta da lugar a debates intensos. Suelen ser temas espinosos como por ejemplo: deberes, ¿sí o no?», cuenta Ana. En definitiva, estas dos maestras lo que buscan es generar comunidad entre el profesorado y mejorar la educación, manteniendo esa vocación siempre latente y, además, compartir un ratito entretenido y divertido juntos sin que ninguno de sus amigos les diga que dejen de hablar de trabajo.