El geriátrico de la Fundación Amancio Ortega choca de nuevo con el bloqueo político en Ourense

Miguel Ascón Belver
Miguel Ascón OURENSE

OURENSE CIUDAD

Jesús Vázquez asistió al pleno, pese a no estar previsto, para sumar un voto más, pero no fue suficiente.
Jesús Vázquez asistió al pleno, pese a no estar previsto, para sumar un voto más, pero no fue suficiente. Miguel Villar

Pese a que no estaba previsto, Jesús Vázquez asistió a su último pleno para sumar apoyos, pero el gobierno local se quedó a un voto de los catorce necesarios

14 sep 2021 . Actualizado a las 17:09 h.

Tras fracasar en su primer intento, el pleno del Concello de Ourense volvió a debatir este martes la solicitud presentada por la Consellería de Política Social para cambiar el uso urbanístico del solar donde estaba la vieja estación de buses de la capital ourensana. Allí se ha proyectado la construcción de una de las siete residencias de ancianos prometidas por la Fundación Amancio Ortega para las grandes ciudades gallegas, pero ese proyecto se ha topado en Ourense con el bloqueo político. El gobierno municipal logró trece votos a favor, quedándose, por lo tanto, a uno de los catorce necesarios para aprobar la modificación del PXOM propuesta.

El ejecutivo llevó a todos sus miembros a la sesión plenaria, los tres de Democracia Ourensana y los siete del Partido Popular, incluido Jesús Vázquez. Este presentó su dimisión la semana pasada y no pensaba asistir, pero la previsión de una votación ajustada hizo que finalmente sí estuviese presente. Tras el debate sobre la residencia de ancianos, Vázquez abandonó inmediatamente la sala sin esperar al segundo punto del orden del día -que era, precisamente, dar cuenta de su dimisión- y emprendió viaje a Madrid para despedirse también de sus compañeros del Senado.

A los diez votos a favor del gobierno municipal se sumaron, como ya había ocurrido en el primer intento, los del portavoz de Ciudadanos, José Araújo, y del exconcejal de ese partido, Laureano Bermejo, ahora no adscrito. Además, cambió de posición Miguel Caride, también no adscrito, en este caso, ex de Democracia Ourensana. Así se alcanzan los trece apoyos que recibió la propuesta, que podrían haber sido quince de no ser por la ausencia de dos concejales no adscritas (también ex de DO). Se trata de María del Mar Fernández Dibuja y de María Teresa Rodríguez Garrido. Según su compañero Caride, ambas tenían «motivos personais máis que xustificados» para no asistir. La segunda de las citadas ha explicado a La Voz de Galicia que tenía una cita médica ineludible. Hay un tercer no adscrito que tampoco asistió, Manuel Álvarez, aunque en su caso lleva varias semanas hospitalizado.