Vuelta a las aulas en el campus: «Esto es mucho mejor que estudiar en casa»

Marta Vázquez Fernández
m. vázquez OURENSE / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

MIGUEL VILLAR

El campus de Ourense recupera este curso académico la presencialidad y los alumnos y profesores lo agradecen

07 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El campus de Ourense retomó este lunes el curso, el tercero ya de pandemia, y lo hizo con un objetivo sobre la mesa: devolver a los alumnos a la normalidad, al menos a toda la que permite el momento sanitario. Y es que este año se pretende que todos los alumnos matriculados en las distintas facultades puedan cursar sus asignaturas en las aulas, superando así la situación del período lectivo anterior, en el que muchos centros apostaron por la semipresencialidad, alternando las rutinas en clase con la docencia telemática.

El aforo que se permite en los espacios es del 50 % de alumnos en cada aula, lo que ha obligado a algunos centros a montar más aulas para poder cumplir la normativa, pero todos ven las ventajas de esta nueva situación, cada vez más parecida a los tiempos anteriores a la pandemia. «Estamos en mesas separadas y quizás podría haber más espacio entre unas y otras, pero las aulas son las que son y en todo caso esto es mucho mejor que estudiar en casa», reconocía David González, estudiante de cuarto curso de Ingeniería Aeronáutica. Y es que tanto él como los dos compañeros que lo acompañan, Iria Escarga y Marcos Burgo, vivieron el año pasado un curso atípico, con clases que se alternaban cada semana entre el campus y su casa. «En tu habitación, frente a un ordenador, no es lo mismo; no te centras y a veces estás más pendiente del móvil que de las clases», explica Iria, que valora también la importancia de no perder el contacto con el resto de compañeros.

El protocolo establece que cada alumno, cuando llega a clase, escanee con su móvil un código QR, un gesto que permite saber dónde se sienta cada uno y poder controlar así posibles contactos si se produce un positivo. «Estamos animados y se ve que la gente esta tranquila», cuenta Iria, mientras Marco valora que la situación en clase se parece cada vez más a la era anterior al covid: «Parece que poco a poco volvemos a la normalidad».