El arreglo del firme en la calle Juan XXIII limita el tráfico en la arteria principal de Ourense

La Voz OURENSE

OURENSE CIUDAD

Santi M. Amil

Solo residentes y autobuses podrán circular entre el pabellón de Os Remedios y la Alameda desde la noche del martes hasta el viernes

28 jul 2021 . Actualizado a las 11:18 h.

Las obras de mejora del firme en las calles de la ciudad de Ourense afectarán esta semana a la zona centro. En concreto los trabajos de mejora del pavimento de bajada de la calle Juan XXIII van a limitar de forma importante el tráfico rodado a través de la calle Progreso, una de las arterias principales y con más volumen de tránsito rodado. Solo los vehículos de personas residentes o los autobuses urbanos podrán circular por ese vial en el tramo entre la Alameda y el cruce con la calle Ervedelo. En concreto, los que accedan hacia el centro desde el jardín de O Posío tendrán que desviarse por la calle Tras Alameda; y los que lo hagan desde el pabellón de Os Remedios, sólo podrán llegar por la calle Progreso hasta el cruce con Ervedelo, por la que será obligatorio que continúen. Otra opción, dependiendo de a dónde se dirijan, es desviarse antes hacia la calle Concello, aunque deben saber que será obligatorio que sigan hacia el jardín del Posío, porque de ninguna manera podrán acceder a bajar Juan XXIII.

También se verán afectados aquellos que utilizaban las salidas desde calles peatonales, como la calle Cruz Vermella o la de Alejandro Outeiriño, para sumarse al tráfico en Progreso. Sólo podrán hacerlo si giran a la izquierda. Igualmente tampoco se podrá circular (salvo casos de residentes, además de los autobuses urbanos) por el primer tramo de Juan XXIII, ya que se prohibirá el giro a la izquierda desde la Avenida de la Habana a la altura del edificio de la Torre. Desde el concello, sin embargo, se matizaba que los usuarios del acceso al aparcamiento subterráneo, ubicado justo en esa entrada de la calle, sí podrán acceder. 

Estas limitaciones se mantendrán desde la noche del martes hasta el viernes de forma continuada; aunque el plan de obras limita los trabajos al horario nocturno: desde las 30.30 horas hasta las 6.00 horas de la madrugada.