Rubial: «Probablemente esteamos a punto de alcanzar o pico en Ourense»

María Cobas Vázquez
maría cobas OURENSE / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

El delegado de la Xunta, Gabriel Alén; el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña; y el gerente de la EOXI, Félix Rubial.
El delegado de la Xunta, Gabriel Alén; el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña; y el gerente de la EOXI, Félix Rubial. MIGUEL VILLAR

La curva sube a 2.341 casos activos tras detectarse 156 nuevos positivos

23 jul 2021 . Actualizado a las 18:56 h.

El número de casos activos en el área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras vuelve a subir. Hay 2.341 personas pasando el coronavirus, lo que supone en números redondos 56 más que el jueves (tras sumar 156 nuevos positivos y restar 100 altas). Son cifras que preocupan en la Consellería de Sanidade, tal y como reconoció su titular, Julio García Comesaña, en su visita a la ciudad para presentar la licitación del proyecto de reforma del centro de saúde Nóvoa Santos. «O número de casos leva días preocupándonos, e especialmente ao pasar a ese número de hospitalizados», dijo Comesaña, en alusión a los 50 pacientes ingresados en planta covid (46 en el CHUO, 2 en el Hospital Comarcal de Valdeorras, 1 en el de Verín y 1 en Cosaga) y uno en la uci-covid. Se mantiene la tendencia de los últimos días, y el 40 % de los ingresados ya superan los 70 años de edad. Esto se debe a la transmisión secundaria producida en el entorno familiar de los jóvenes que se infectaron en un primer momento (el 60 % de los casos activos son en personas de menos de 30 años) y que contagiaron a mayores «conviventes moi vulnerables», según explicó el gerente del área sanitaria, Félix Rubial.

Aún con la preocupación sobre los datos de hospitalizados, Rubial dijo que se está empezando a detectar una pequeña reducción en el número de nuevos casos activos diarios. «Probablemente esteamos a punto de alcanzar o pico», dijo, de esta quinta ola. Eso sí, todo está supeditado, apuntó también, a que no se detecten nuevos brotes explosivos.

Estar cerca de alcanzar el pico significa que todavía no se ha llegado. Y de hecho, la ciudad vuelve a romper de nuevo su máximo histórico. Hay 1.267 casos activos, lo que supone 23 más. «A punto de tocar techo, tras varios días ralentizándose el ritmo de subida», publicaba el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, en su Twitter, coincidiendo con el análisis de Félix Rubial. Y también Barbadás marca máximo, al subir a 116 casos activos. Por contra, O Barco de Valdeorras parece revertir la tendencia, y baja tres para quedarse en 183, aunque la situación empeora en comarca. Vilamartín sube a 16 y A Rúa a 12. Además, aunque oficialmente Larouco sigue con un caso, hay más vecinos contagiados, pero no aparecen en las cifras oficiales asociados al Concello porque tienen el médico en otra localidad. Así lo anunciaba la alcaldesa, Patricia Lamela, a través de Facebook. Y mandaba un mensaje de tranquilidad: «Estanse a facer escrupulosamente tódalas medidas sanitarias impostas, tanto os enfermos como os posibles contactos directos»; al tiempo, pedía prudencia a la población.