El Concello de Ourense tendrá que pagar las horas extra desde 2015 a un bombero

La Voz OURENSE

OURENSE CIUDAD

Bombero actuando sobre un camión incendiado
Bombero actuando sobre un camión incendiado Santi M. Amil

La CIG, que promovió el recurso, recuerda al gobierno local que la sentencia le insta a negociar con los representantes legales de los funcionarios

23 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Juzgado Contencioso Administrativo número 2 ha reconocido a un bombero de parque de extinción de incendios de Ourense su derecho a percibir los atrasos generados por las horas extras realizadas desde el 2015 hasta el 2020 «y las que se generen con posterioridad», y condena al Concello de Ourense a abonarle además los intereses legales por esos atrasos. El fallo se produce tras estimar parcialmente el recurso planteado por la CIG en el que se solicitaba el reconocimiento de la jornada legal establecida en 1.642 horas y se pedía que se abonasen los atrasos por el exceso de horas realizadas sobre ese tope.

También se solicitaba en la demanda que se le estableciese a este trabajador un calendario anual que respetase ese máximo de horas. Sobre esta segunda parte de la petición, el punto cuarto de la sentencia matiza que se trata de una materia que «debe ser objeto de negociación colectiva y, por ello, someterse a la Mesa General de Negociación, de modo que lo que deberá instarse es la convocatoria de dicha mesa y no que, directamente y por un solo trabajador, se pida que se le fije a él un determinado calendario al resultar afectados otros trabajadores». Contra esta sentencia, en la que no se imponen costas, cabe todavía recurso de apelación.

Desde la CIG se congratulan del resultado de esta sentencia por lo que supone de reconocimiento a su petición de que se cumpla con la jornada máxima anual establecida y al pago de las horas que se realicen en exceso. Para la intersindical este fallo viene a insistir en las condenas al Concello de Ourense «por non negociar cos representantes legais dos funcionarios. Non é a primeira nin será a última resolución que impoña aos actuais rexedores o cumprimento da obriga de negociar». La CIG considera que el gobierno de DO y PP «entende que a democracia consiste en facer da chocallada e da ocorrencia o sistema de xestión, en pactar consigo mesmo e, para o demais, en ordenar e mandar».