La presidenta de la CEO hace un llamamiento a la unidad empresarial

La Voz OURENSE

OURENSE CIUDAD

Ourense acogió la reunión de los empresarios gallegos que piden una fiscalidad justa para atraer a más emprendedores

30 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Una fiscalidad «justa, transparente e impulsora de la equidad tributaria». Esa fue la principal petición de los empresarios gallegos a las instituciones públicas tras la celebración de las reuniones del comité ejecutivo y de la junta directiva de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG). Los emprendedores creen que solo una fiscalidad adaptada a la situación real en la que se encuentra la economía tras los problemas generados por la pandemia, puede atenuar el déficit estructural, el desempleo y el nivel de deuda pública. Las reuniones del empresariado gallego, que se celebraron de forma telemática desde la sede de la Confederación Empresarial de Ourense (CEO), pusieron de manifiesto la inquietud que les generan las incógnitas sobre la modificación del sistema fiscal. «El rediseño del sistema fiscal debería suponer una oportunidad para rebajar la presión fiscal que se ejerce sobre nuestras compañías que, en estos momentos, lo que necesitan son recursos y capital para dinamizar su actividad», señaló el presidente del colectivo gallego, Juan Manuel Vieites. Matizó además, que esa reforma debería servir para atraer a nuevos inversores y evitar que las firmas gallegas se deslocalicen para irse a otras regiones o países con un sistema tributario más benigno. Vieites recordó que las empresas necesitan reestructurarse, tras el esfuerzo que les ha supuesto la pandemia, y para ello precisan liquidez y no un incremento de la presión fiscal. «No es el momento de subir impuestos, ya que esta decisión supondría incrementar los costes y lastrarían la tan esperada recuperación económica», dijo Vieites, que también alertó sobre otros asuntos que están sobre la mesa del Gobierno y preocupan al empresariado como la derogación de la reforma laboral o la subida del salario mínimo. Vieites. Con respecto al primer punto, el presidente cree que la propuesta «castiga el empleo , por lo que consideramos un contrasentido hacer una reforma laboral que nos pueda llevar a más paro» y quiso mostrar el rechazo de los empresarios gallegos «a algunas de las últimas cuestiones planteadas por el Gobierno y que van precisamente en contra de esa flexibilidad, como que las necesidades coyunturales actuales de las empresas para contratar cuando hay estacionalidad, no estén cubiertas». Con respecto al incremento del salario mínimo, el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia cree que «no es el momento». Opina que primero toca centrarse en la recuperación económica y abordar ese tema «cuando las empresas tengan oxígeno».

Pero además en la cita se habló de unidad del sector para poder plantear esas y otras demandas con la garantía que da un respaldo mayoritario del colectivo. En este sentido se manifestó Marisol Novoa, la presidenta de la Confederación Empresarial de Ourense que ofreció el «total apoyo» de su colectivo a la entidad gallega «para seguir trabajando juntos y mantener esta unidad empresarial que hemos alcanzado en este nuevo recorrido del asociacionismo empresarial y que nos servirá, a su vez, para consensuar actuaciones y propuestas para seguir reclamando en favor del tejido empresarial gallego».

La cita también sirvió para dar la bienvenida a un nuevo colectivo a la confederación gallega. El comité ejecutivo de la CEG aprobó la integración de la Federación Gallega de Transporte de Mercancías (Fegatramer).