Perdidos sin mascarilla

Rubén Nóvoa Pérez
Rubén Nóvoa DESDE MI BARRIO

OURENSE CIUDAD

27 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No tengo ni idea de cómo evolucionará en los próximos días y semanas, la respuesta de los ciudadanos a la vía libre, con matices y siempre en el bolsillo y distancia, de la retirada de la mascarilla al aire libre. Llevamos casi un año y medio con ella en nuestras vidas y la primera impresión es que la gente se ha quedado perdida sin ella. Salí a pasear a primera hora de la mañana. Metí el tapabocas en el bolsillo y apenas me encontré a una persona que había tomado la misma decisión que yo. El resto, seguían con la mascarilla. No me lo esperaba. Imaginaba que el personal estaría deseando quitarse este producto de protección contra el covid-19. A mediodía, en las terrazas la imagen ya era distinta, como si con el paso de las horas la gente se fuera acostumbrando a esa extraña sensación de libertad. Desde luego, con el calor que hace estos días en Ourense el no tener que llevar a todas horas el cubrebocas encima es un detalle que se agradece. Confiemos en el sentido común de la gente y que no tengamos que dar más pasos atrás. El desmadre juvenil de estos días ya se está notando en las cifras. Tomemos nota.