El médico Álvaro de Castro,  «cum laude» por la tesis doctoral dedicada a su abuelo

Marta Vázquez Fernández
M. Vázquez OURENSE

OURENSE CIUDAD

«Nadie es profeta en su tierra y mi abuelo tampoco lo fue»,  asegura el profesional, que presentó su trabajo de investigación este viernes en Santiago

20 jun 2021 . Actualizado a las 12:15 h.

«Nadie es profeta en su tierra y mi abuelo tampoco lo fue». Así se refiere el médico ourensano Álvaro de Castro a su abuelo, Luis de Castro García, un profesional de la medicina natural de Entrimo al que ahora su descendiente ha querido dar el protagonismo que quizás nunca tuvo. Este viernes, en la facultad de Filosofía de la Universidad de Santiago de Compostela el nieto de aquel galeno de marcado carácter humanista presentó su tesis doctoral, centrada precisamente en la figura de su abuelo. Y no pudo tener mejor acogida ese complejo y minucioso trabajo de recopilación de datos desarrollado por el profesional durante los últimos ocho años, ya que el tribunal le concedió un sobresaliente con mención cum laude, la máxima calificación.

«Esta tesis es un digno homenaje a la figura de mi abuelo», explica De Castro Palomares, que se refiere a su antepasado como «una figura fundamental que, pese a ello, no está profundamente estudiada». De Castro García nació en Entrimo en 1912. Fue doctor en Medicina y licenciado en Filosofía y Letras, fundando la Casa de Galicia de Valladolid en 1954. «Su trayectoria es un ejemplo de una dedicada labor de difusión del conocimiento en la sociedad», explica su nieto, quien durante la presentación de la tesis mostró a los asistentes una escultura de Nefertiti realizada por su abuelo, quien también mostró dotes escultóricas.

En la lectura de la tesis estuvieron presentes autoridades como el presidente del Parlamento gallego, Miguel Ángel Santalices y el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda. No quiso tampoco perderse el acto Félix Rubial, gerente del CHUO. Miembros del colegio médico de Ourense también participaron en el acto, que se convirtió en un homenaje al protagonista, fallecido en 1977 y que fue declarado hijo predilecto de Entrimo. «Completar esta tesis ha supuesto un trabajo duro, especialmente durante los últimos dos años», asegura el autor de la tesis, agradecido por el apoyo de su familia. Eso si, el trabajo para reivindicar la figura de su abuelo no ha terminado aún, ya que tiene en mente publicar un libro de carácter divulgativo, que acerque los méritos de su antepasado a todos los públicos.