Desorientados

María Teresa Rodríguez Vázquez
Maite Rodríguez EL ÁBACO

OURENSE CIUDAD

Los jóvenes estudiantes ourensanos de Secundaria se enfrentan a formularios de matrícula con multitud de supuestas opciones

01 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Llega el final de curso y los jóvenes estudiantes ourensanos de Secundaria se enfrentan a formularios de matrícula con multitud de supuestas opciones. Se supone que tienen que ir encaminándose a su formación de futuro. A las incertidumbres propias de la edad -¿cuántos sabíamos verdaderamente a los quince o dieciséis años que queríamos ser de mayores, más allá de los clichés familiares y sociales?- se suma el mal enfoque del sistema educativo. En Ourense parece que vamos a tener un centro para pensar la FP. La eterna hermana pobre de la enseñanza que ya no es tan huérfana, pero que sigue sin estar bien enfocada para ofrecer lo que necesita la sociedad y la empresa. Veremos si ese centro sirve realmente para algo útil, para impulsar y potenciar una formación juvenil (y de adultos que necesiten actualizar su currículo) que es necesaria para dar salida laboral en trabajos dignos a los chicos y chicas. La última encuesta de Sondaxe sigue reflejando el calibre de esa problemática, que arrastramos durante ya varias décadas sin haber mejorado demasiado. Se abrió la FP Dual, pero todavía no parece demasiado consolidada. Es verdad que en Ourense faltarían muchas más empresas que pudiesen dar formación práctica y ofertas de empleo a los aprendices. El tejido empresarial de Alemania, donde se toma el modelo, es mucho más tupido y fuerte, y ese es otro factor para que la dualidad esté coja. En todo caso, hay que reivindicarlo y no conformarnos con esa renta mínima universal como alternativa a la falta de ingresos laborales dignos porque, además, esa renta tampoco llega cuando se necesita.