Una encuesta concluye que solo el 1,61 % de los trabajadores apoya las críticas de Jácome al personal

Comisiones Obreras solicitará una reunión con el alcalde para pedirle explicaciones

Fachada de la Casa do Concello en la Praza Maior
Fachada de la Casa do Concello en la Praza Maior

Ourense

Este martes Comisiones Obreras pedirá una reunión con el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, para pedirle explicaciones por sus últimas alusiones a los trabajadores del Ayuntamiento. En las últimas fechas, el regidor ha culpado a funcionarios de problemas en la gestión municipal, como por ejemplo por el retraso en los preparativos para la reapertura de las termas. Desde el sindicato lo consideran intolerable y esa es una opinión compartida por la mayor parte de los trabajadores.

Esa es, al menos, la conclusión que puede extraerse de la encuesta realizada por Comisiones, en la que participaron unos 200 empleados municipales. El 68,20 % de los consultados cree que las declaraciones son una «falta de respecto a todos os funcionarios». Otro 30,19 % dice estar en desacuerdo con el regidor y solo un 1,61 % de los encuestados aprueba las manifestaciones hechas por Jácome. El 97,5 % respaldó, por otra parte, la necesidad de solicitar una reunión al alcalde para pedirle explicaciones por esta situación.

«Observamos que os traballadores están preocupados», apunta Manuel Pérez, representante de Comisiones Obreras, que echa en falta una mayor implicación de la junta de personal y de su presidente en la defensa de los intereses del personal municipal. Se refiere a José Manuel Rodríguez, del sindicato CSIF, que explica que la pandemia obligó a aplazar reuniones y movilizaciones. Asegura, no obstante, que próximamente la junta hará movimientos para que el gobierno municipal «se ponga a andar». Según dice, «llevan ya dos años en el Ayuntamiento, que no son dos meses, y no se hizo nada absolutamente en materia de personal».

Rodríguez lamentó, además, las últimas críticas de Jácome al funcionariado. «Cada vez que hay un problema y que protesta alguien por algo, no es culpa suya, es del personal. Es lo de siempre. Las carencias políticas las quieren tapar así. Cuando el político no da hecho, lo fácil es descargar la culpa en el funcionario», dijo el representante del CSIF, que añadió: «Aquí lo único que se hace es contratar asesores y directores generales. Y, en vez de contratar gente para donde hace falta, contratan para el centro de inteligencia artificial».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una encuesta concluye que solo el 1,61 % de los trabajadores apoya las críticas de Jácome al personal