ÚLTIMAS HORAS - BLACK DAYS -
Suscríbete 1 año con el 50% de descuento
Quiero la oferta

Estación de Ourense: tarea para seis años

Xosé C. Fernández TRIBUNA ABIERTA

OURENSE CIUDAD

14 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Si nada lo tuerce, ya se vislumbra la posibilidad de que, a principios de 2022, podamos viajar en tren de Ourense a Madrid en dos horas y media. No podremos decir que las vías de Alta Velocidad llegan a Ourense, pues de momento será una sola vía de tres carriles la que, desde Taboadela, usarán los trenes: la corredoira de la vergoña -proyectada en 1927 e inaugurada en 1957- en sus 14 kilómetros anteriores a la ciudad, con 14 curvas como las de Angrois.

Galicia y Ourense tendrán que esperar al año 2027 en que, tras su ejecución, se inaugure el último tramo de la Variante de Alta Velocidad que se inicia en Olmedo, a 328 km de aquí, y que ahora se interrumpe en Taboadela, debido a las dudas, imprevisión y desidia del Ministerio de Transportes (Fomento), pero que ADIF requiere como imprescindible para la operatividad.

Las vías de la estación Empalme se reformaron en el 2020 para recibir a los trenes que llegarán del sureste, por el viaducto. La de ancho estándar (europeo de A. V.) finaliza en dos toperas que se han situado al sur, pegadas al edificio, y las de ancho ibérico (convencionales) se han situado a continuación hacia el norte, para permitir el resto de circulaciones (a Vigo, Santiago y Monforte). ADIF todavía tiene que construir las escaleras mecánicas y pasarelas previstas sobre las vías para facilitar los numerosos transbordos que exige el nuevo plan de servicios, debido al tipo de trenes y los variados orígenes y destinos de los viajeros.