Restos de sangre en los brazos delataron a la policía al único acusado del crimen de Ourense

El superviviente del ataque señaló al autor antes de desvanecerse: «Diego, mi vecino». El juez ordena su traslado a la unidad de agudos del CHUO

El único acusado, en el medio, con ropa gris y esposado, saliendo de la vivienda del crimen
El único acusado, en el medio, con ropa gris y esposado, saliendo de la vivienda del crimen

Ourense

«En la rúa de Alcántara hay dos personas apuñaladas». Fue el mensaje de alerta que en torno a las cinco y media de la madrugada del viernes se recibió en la central de comunicaciones de la comisaría provincial de policía de la capital ourensana y que motivó que, de inmediato, acudieran a la zona cuatro patrullas de seguridad ciudadana. Al llegar a la calle señalada, en el barrio de Velle, un hombre esperaba a los agentes a la altura de la casa situada en el número 7. Era el padre de Álvaro Blanco, quien yacía gravemente herido en el interior de la vivienda, a pocos metros del cadáver de su novia, Ana Balboa, de 22 años.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Restos de sangre en los brazos delataron a la policía al único acusado del crimen de Ourense