Los bomberos no desinfectan centros de salud ni colegios desde junio por una avería

El personal demanda una reorganización del servicio que creen que está abandonado


ourense / la voz

No existe un protocolo de trabajo en caso de accidentes. Ni en un incendio, un rastreo o un rescate. Tampoco para aprovechar recursos humanos ni para formarse o hacer prácticas diarias. Lo afirma el sindicato Comisiones Obreras de los bomberos de Ourense, que lleva años demandado al Concello una reorganización del parque en lo que se refiere a personal y medios, que parece que no llega. La pandemia del covid ha dejado al descubierto unas carencias que, aseguran, repercute no solo en la salud de los profesionales sino también en la seguridad de la ciudad y de los vecinos. Demandan al Concello, de quien dependen, la convocatoria de una mesa de trabajo en la que, entre cosas y de manera inmediata, se dote de más personal al servicio. En plantilla hay actualmente 45 personas, de las 60 que serían deseables. Las bajas por covid y la cuarentena de los compañeros de turno dejaron el servicio bajo mínimos varios días en los que hubiera sido imposible atender dos llamadas de emergencia a la vez. Un ejemplo de la situación crítica y de «desamparo» en la que se encuentran se traduce, relatan los representantes de los trabajadores, en que desde el pasado junio no pueden usar el camión con el que desinfectaban el exterior de los centros de salud, centros de menores y otros edificios de la capital, porque se estropeó la bomba de agua y -todavía- está sin reparar. «Trabajamos durante la primera ola de la pandemia pero no hemos podido ni en la segunda ni en la tercera», explica Amancio Rodríguez, cabo de los bomberos y delegado de Comisiones Obreras. Denuncian, también, la poca operatividad de la lancha de salvamento que les fue entregada el año pasado. Primero tardaron seis meses en conseguir todos los permisos y ahora han comprobado que la parte inferior del motor es más baja que la quilla y, por lo tanto, puede pegar en las rocas del fondo del río. Además, la embarcación se levanta, al llevar el motor en la popa (parte trasera), lo que impide una buena visión por parte de la persona que guía la lancha. A esto hay que añadir que su tamaño hace inviable poder transportarla a ciertas partes del río, como a la playa de la Antena. A mayores, siguen a la espera de un vehículo forestal, demandado desde hace años.

Piden formación sobre el material que llega a la base. Por ejemplo, cuentan con un colchón de rescate -para caídas desde altura- que está guardado en un almacén porque nadie lo ha instalado en un vehículo ni se ha explicado cómo es su funcionamiento. Lo mismo sucedió con material para la apertura de puertas, que usarlo tras formarse ellos mismos a través de vídeos de Internet.

«Cremos urxente e vital ter máis persoal, ponse en perigo a seguridade dos veciños»

El BOP recogía esta semana una modificación de las bases específicas para la provisión por oposición de 12 plazas de bombero-conductor del Concello de Ourense. Aunque los bomberos aplauden esta noticia, recuerdan que no es la primera vez que se da este paso y que la final se paraliza. «É a segunda vez que se publica no BOP e aínda falta no BOE. A oferta pública de emprego é algo inapelable. Ás veces somos receosos porque vemos que non se camiña con toda a dilixencia que se necesita. Cremos urxente e vital ter mais persoal, ponse en perigo a seguridade dos veciños», dice Juan Cid, bombero y delegado de Comisione Obreras. Explica que como muy pronto se incorporarían a final de año y propone una negociación con el Concello para poder tener un apoyo de personal hasta esa fecha.

Como ejemplo de la precariedad, los bomberos señalan que hubo turnos de ocho personas, cuando lo habitual es que sean 11; o que una tanda que tenía que confinarse por un positivo en el grupo, esperó unas horas más para no dejar el parque sin personal. Porque tampoco hay protocolos que expliquen qué hacer en este caso, al margen que sea por motivos de covid o por cualquier otra situación. «Hai oito anos que non temos a figura de xefe de servizo, non se cubriu e o oficial de terna fai as funcións. Incúmprese a RPT reiteradamente, hai persoal que no fai as súas funcións. Non hai previsión para nada, nin de incorporar a persoal para facer algún traballo extraordinario, por exemplo si hai una situación imprevisible», explica el bombero Manuel Pérez, que demanda mayor desinfección del parque tras los servicios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los bomberos no desinfectan centros de salud ni colegios desde junio por una avería