Cuatro de cada diez visitantes del Museo Municipal son turistas

María Doallo Freire
María Doallo OURENSE

OURENSE CIUDAD

Agostiño Iglesias

Su localización, junto a la catedral, moviliza la afluencia de peregrinos

25 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El destino del Museo Municipal está en el aire. En el último pleno del Concello de Ourense se debatió una moción del PP contra la propuesta del alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, de trasladar la actividad expositiva del museo a la Sala Valente, en el Paseo, y convertir el edificio de la calle Lepanto en oficinas administrativas. Transformación que, al inicio de su mandato, planteó llevar a cabo en la propia Sala Valente. La moción fue aprobada con los únicos votos en contra de los tres miembros del grupo de gobierno. A pesar de la opinión de la oposición, Jácome mantuvo la idea de seguir adelante con el traslado del Municipal. Hasta que a mediados de esta semana anunciaba en su cuenta de Twitter su intención de cobrar un euro de entrada. El alcalde de Ourense argumentaba que la decisión serviría para comprobar el interés que suscita el espacio expositivo: «Ya que parece que para todo el mundo es un espacio con un gran interés, vamos a cobrar un euro por entrar y a ver si es verdad que interesa tanto». Y avisaba de que la medida aplicará «en breve».

Las reacciones de la oposición a esta decisión son unánimes. Los cuatro grupos municipales, PSOE, PP, BNG y Ciudadanos, se posicionaron en contra del cobro de entradas en el Municipal y de la idea inicial de trasladarlo. Su opinión la comparten las personas que en los últimos mandatos han estado al frente de la Concejalía de Cultura ourensana, cuyo actual responsable es el propio Jácome. El último en el cargo fue Mario González, quien solo ha querido recordar que «fueron las diferencias con el alcalde las que me llevaron a dejar el puesto». González dimitió en agosto. Su antecesora en el área de Cultura, la popular Belén Iglesias, ha explicado que es «totalmente opuesta» a ambas decisiones. «La cultura es un derecho, tiene que ser accesible a todos los ciudadanos y no causa ningún déficit siempre que se sepa gestionar. El Museo Municipal está funcionando y es necesario para esta ciudad que lo consume y lo disfruta», explica. Muy parecido piensa la socialista Ana Garrido, que fue edila de Cultura del 2012 al 2015: «Me parece tremendo que en vez de ambicionar ampliar este edificio y su capacidad, el alcalde busque todo lo contrario. Está idealmente situado en el casco antiguo y cumple su misión sin consumir apenas recursos. Cualquiera de esas decisiones son atropellos a la cultura». La exconcejala nacionalista Isabel Pérez cataloga estas decisiones de «demenciais». «O Municipal é un referente da nosa cultura precisamente polo lugar que ocupa, xa que é parte da nosa historia e non se pode enterrar», explica.

Patrimonio ourensano

9.328 personas visitaron el Museo Municipal de Ourense durante el 2020. Hay que tener en cuenta que el coronavirus hizo que el museo estuviera cerrado más de dos meses y que haya tenido que reducir su horarios y limitar su aforo. «Estamos alucinados, realmente contentos y emocionados con la cantidad de gente que sigue viniendo, que sale de su hogar para meterse en esta, que es su casa. Este lugar es patrimonio de todos los ourensanos. Están mostrando mucho interés incluso por cuáles serán las nuevas exposiciones», explica Eva Torres, directora del museo y de la Sala Valente. Opina que una de las claves de haber sido capaces de mantener la afluencia al Municipal durante el año del covid está en la exposición