La depuradora de Ourense sigue trabajando para convertir los residuos en plásticos y adhesivos

La capital forma parte de un proyecto europeo para aprovechar lodos, en el que participan Palencia, Oporto y Toulouse


ourense / la voz

En septiembre del 2019 comenzó la andadura del proyecto Biofactoría, de la unidad mixta (privada-pública) en la que están involucrados desde el 2015 Viaqua, el Centro Galego de Investigacións da Auga (Cetaqua) y la Xunta. Convertir los residuos que llegan a la depuradora en materia prima que pueda servir para hacer plásticos, aditivos para la industria química o adhesivos, entre otros productos que demandan en la actualidad muchas empresas que huyen de los derivados del petróleo, es el objetivo de un proyecto que en el 2021 sigue su marcha.

Para dar un paso más en la idea de biofactoría, Cetaqua lidera el proyecto europeo Ecoval que, con fondos Feder, convertirá durante este 2021 a la depuradora de la ciudad en una plataforma piloto de uso de tecnologías punta para valorizar los lodos de la depuradora y transformarlos en productos de alto valor añadido ricos en carbono orgánico. En la depuradora ourensana se llevará a cabo la demostración tecnológica del proyecto que, una vez sea comprobado, pasará a siguientes fases en otras ciudades, para finalizar con la certificación europea que permitirá vender con todas la garantías la tecnología y los productos que se generen a las industrias.

Cetaqua, de la mano del grupo Suez, ha elegido Ourense para probar este sistema porque cuenta con una de las estaciones más avanzadas del país. Una vez pase esta fase, Oporto será la primera ciudad que tendrá una depuradora modelo para optimizar la gestión de biorresiduos de sus ciudadanos, que más tarde será exportada a Palencia y Toulouse. Así, la experiencia de cada ciudad en cada una de las etapas de la cadena de valor permitirá contar con las competencias necesarias para asegurar la viabilidad del modelo y poder ponerlo en marcha. Ecoval está compuesto por un consorcio de ocho entidades de España, Francia y Portugal, como son en Galicia la Universidade de Santiago de Compostela y la Fundación Empresa-Universidade Galega, entre otras, y cuenta con la colaboración de hasta 29 entidades, como la Xunta y Viaqua. El consorcio trabajará desde la recogida del residuo hasta la comercialización del producto final, mediante el desarrollo de procesos biotecnológicos innovadores e integrando aspectos multidisciplinares de tipo legislativo, económico, de mercado, ambiental o de percepción social. Este modelo de biofactoría de Cetaqua, que pretende transformar las plantas depuradoras en instalaciones que generen recursos, es un sistema de gestión que se quiere extrapolar a toda Europa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La depuradora de Ourense sigue trabajando para convertir los residuos en plásticos y adhesivos