«He creado un espacio que apuesta por los detalles y las piezas con alma»

Raquel Guerra pasó de la revista «Cuore» al corazón de su Ourense natal


Ourense

Raquel Guerra (Ourense, 1983) sabe mucho de contar historias. Como periodista estuvo más de diez años escribiendo las de otros en medios tan conocidos como la revista Cuore o la InStyle. «A mí me encantaba la moda y también el corazón. Descubrir qué hay detrás de las cosas y aprender a contarlo adecuadamente», dice. En el 2015, después de vivir en Madrid y en Vitoria, decide regresar a casa una temporada para romper por un tiempo con esa distancia, conectar de nuevo con sus raíces y volver a rodearse de cientos de pequeños detalles que importan.

Un poco hastiada de las grandes ciudades y de la inestabilidad de su trabajo, la sensibilidad de Raquel le pide Ourense. Por eso se pasó los siguientes dos años contestando a todo el mundo que estaba «en Ou» lo que para los que la conocen es un sinónimo de «en casa». Fruto de las casualidades de la vida, el local que hay debajo de su piso -en pleno corazón de la ciudad, en la Plaza Mayor- se queda libre y Raquel decide apostar por un proyecto todavía sin definir. «Quería sentirme más activa, tener una rutina más marcada que escribir desde casa para algunas revistas», afirma. Así nació Enou Workshop en el 2016, como un espacio en el que recibir las historias de la gente y contarlas a través de su artesanía. Hoy en día es una tienda a rebosar de objetos únicos y llena de romanticismo.

-¿Por qué Enou?

-Porque tenía claro que este lugar se convertiría directamente en mi casa. Quería que la gente supiese que entraba en mi hogar y que esperaba que se sintiese como en el suyo propio. Necesitaba estabilidad y un cambio, y este sitio me aportaba ambas cosas.

-¿Cómo lo describiría?

-Me cuesta muchísimo definirlo. Es un espacio en el que apostamos por lo pequeño y por lo artesanal, por las piezas con alma. Creo que diría que apoyamos las cosas hechas con cariño y por eso para mí es importante contar la historia que tienen detrás, para que la gente cuide las cosas y pueda valorar lo que se lleva. Es una tienda de regalos, pero también vale para autorregalarse. Tiene decoración, pero no falta la moda, las ilustraciones, los complementos, la joyitas...

-Ni los talleres...

-Me encanta convertir Enou en un punto de encuentro con el arte. Yo soy una romántica y valoro muchísimo los procesos, creativos y de producción, de cada una de las piezas que vendo. Este sitio me ha permitido conocer a personas repletas de sensibilidad, tanto artesanos como clientes, que hoy en día son importantes para mí, y creo que eso es lo que más feliz me hace. Los talleres surgieron como una forma de acercar el trabajo y las técnicas con las que se hacen algunos de los productos que hay en Enou, a quien quisiera descubrirlos. Hemos hecho de ilustración y de macramé, por ejemplo, y han tenido una acogida fantástica. Surgen muchos puntos en común entre la gente que viene, se crean vínculos, se aprende y se disfruta mucho, así que pronto sacaré nuevas fechas.

-Y todo tiene mucho que ver con Ourense...

-Sí. Vendo piezas realizadas por personas con las que comparto valores como el amor por esta ciudad. Poco a poco he ido conociendo a más y ahora mismo casi el 80 % de lo que ofrezco son productos realizados en Ourense o por gente de aquí. Me encanta que en mi ciudad se hagan cosas y tan bonitas como estas, la verdad. Creo que hay muchas personas en esta provincia que valoran de una forma especial el talento local y es algo que comparto y que me encanta.

-Hasta conoce las historias que hay detrás de cada compra.

-La verdad es que sí -se ríe-. Me encanta ayudar a los clientes a escoger el regalo perfecto para cada ocasión. Que me cuenten su historia y en base a ello encontrar la pieza que necesitan. A veces veo a gente elegir con tanto cariño y tomándose tanto tiempo que me encantaría podérselo contar a la persona que recibe el regalo. En este lugar hay mucha ilusión, de verdad.

«Aquí es importante la historia que hay detrás y también la que hay delante de cada pieza»

Dice Raquel que en estos cuatro años en Enou se ha formado una gran familia entre los artesanos, los clientes y ella. Conoce todos los detalles de cada proyecto que apoya desde su tienda. «Hay mucha ilusión y mucho cariño detrás de cada pieza, más de lo que se pueda imaginar», admite. Tanto que a algunos artesanos les va comunicando cada venta para disfrutar de la alegría con ellos. También charla con sus clientes para conocer qué están buscando y descubrir a dónde viajará cada pieza. «Una vez vino un chico buscando algo de El Principito para declararse a una chica. Cuando volvió con ella casi me da algo», termina esta ourensana, detallista, periodista y romántica empedernida.

QUIÉN ES.

DNI. Nació en Ourense en 1983. Al terminar el colegio decidió irse a Madrid para estudiar Periodismo en la Universidad Nebrija. Tras eso hizo un máster especializado en Moda. Trabajó en la web de Hola, en Telecinco, en la revista Cuore y también en InStyle. Después de todo eso, de varios años en la capital y algunos meses en Vitoria, decidió regresar a casa para coger aire. A su regreso puso en marcha su propio negocio.

Enou Workshop. Es una tienda de piezas artesanales realizadas en su mayoría por ourensanos o en Ourense. Hay cerámica, ilustraciones, camisetas, complementos, tazas, joyas, decoración, papelería y un sinfín de detalles más con los que sorprender a alguien, alegrar un mal día o, directamente, apoyar al comercio local.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«He creado un espacio que apuesta por los detalles y las piezas con alma»