El duro camino hacia la élite de dos africanos tiene parada en Ourense

OURENSE CIUDAD

Agostiño Iglesias

El técnico gallego Adrián Iglesias descubrió a Hassane y Ebuka en Nigeria

04 ene 2021 . Actualizado a las 10:26 h.

La emigración en Galicia tiene caminos de ida y vuelta, algo que vivió en sus propias carnes Adrián Iglesias Fernández (Ourense, 1988). Apasionado del deporte, del fútbol en particular, este joven entrenador hizo oídos sordos a las recomendaciones de no viajar a Nigeria y allí participó en una actividad de captación y formación de jóvenes futbolistas, impulsada por el Grasshopper suizo. Años después, de su mano, han llegado a Ourense dos jóvenes promesas a las que dirigió en África y ve con la proyección suficiente para vivir del balompié en los próximos años: Hassane Adamou Amadou (Níger, 2000) y Ebuka Raphael Nwenyi (Nigeria, 2001).

Adrián defiende su convicción, incluso en tiempos tan complicados como los de una pandemia mundial: «Tengo la sensación de que siempre hemos tenido piedras en el camino, desde que llegaron a Suiza en el 2018. Pero ellos han demostrado su calidad. Para la temporada 2018-19 optamos por probar en Ferrol, donde yo tenía varios contactos, pero la campaña la jugaron en el Mirandés, en dinámica del primer equipo, compitiendo hasta el parón en el filial de Tercera. Había varias opciones, aunque con todos los problemas que había para viajar, optamos por volver a Ourense, cerca de mi familia y de técnicos que conocía bien».

Y sus dos discípulos tienen claro que la decisión fue la correcta, como apunta el propio Hassane, un fino centrocampista que ya brilla en la sala de máquinas del Ourense CF: «Estoy muy agradecido por el tiempo que emplea Adrián en ayudarme a lograr mi sueño. No hubiese crecido tan rápido, si él no hubiese estado aquí. Por momentos, pensé que nunca vería el final del túnel, pero ahí estaban él y su familia para ayudarme a seguir adelante». En líneas similares se manifiesta Ebuka, un poderoso central zurdo de primer año sénior: «Adrián cuida de nosotros siempre, intenta ayudarnos en todas las situaciones para poder mejorar y adaptarnos rápidamente. Es mi familia, mi hermano mayor».