Las Aulas Isidro Parga Pondal llevan este año tres proyectos a Galiciencia, de Ourense

La Voz CARBALLO / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

.

Esta iniciativa científica funciona los sábados por las mañanas en la Fundación Pondal

12 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Las Aulas Científicas Isidro Parga Pondal de la Fundación Eduardo Pondal de Ponteceso presentaron este año tres proyectos de investigación en la mayor feria de la ciencia de Galicia, Galiciencia, de Ourense.

El primero de ellos es Semente de vencer. Está desarrollado por los alumnos de primero de Bachillerato Esther Suárez Suárez y Diego Castro González. Mantienen la hipótesis de «crear un invernadoiro para uso doméstico e para pequenos cultivos. É de fácil montaxe e permite monitorizar as condicións óptimas para o cultivo de distintas hortalizas e tubérculos», explican Esther y Diego en la memoria de su trabajo. Por medio de un programa informático se establecen unas variables y con unos sensores pueden influir en las principales hortalizas. El tutor es el director de las Aulas Científicas, David Ballesteros.

La segunda propuesta se llama Stars wars battle. Se trata de un videojuego en tercera persona inspirado en la serie Star Wars y no plantea ninguna hipótesis ni un objeto técnico. Fue realizado por Salvador Andrade Varela, estudiante de primero de ESO, que lo describe como «un videoxogo realizado na plataforma Scratch». El objetivo del juego «é destruír tantas naves inimigas como poida o xogador». Según se van eliminando se van sumando puntos con los que pueden comprar «diversas naves, tanto do Imperio como da República». Cada una de ellas tiene unos valores, tanto en munición como en vidas. Lleva un sonido de fondo que se escucha durante la partida, así como el propio de los disparos.

El tercer proyecto se llama Emoji count y fue promovido por Sabela Nogueira Imia y Lucía Pena Pouso, de quinto curso de primaria. La tutora en este caso es Mariluz Imia Rivera.

Exponen las autoras que buscaron «o emoji que máis emprega a xente e as horas que está cun dispositivo. Para descubrilo, preparamos unha enquisa que lle fixemos aos nosos veciños, a xente de Ponteceso e a outras persoas utilizando Google Forms», explican Sabela y Lucía. También exponen que les salieron resultados sorprendentes. Algunos usuarios echan de siete a ocho horas con el móvil. Los emoticonos que más se utilizan son los del beso y el de los corazones en los ojos. Los adolescentes andan por unas siete horas. Lo usan para comunicarse con los amigos. También aconsejan tener cuidado con el móvil. «Igual abusas un pouco del», indican.

Las Aulas Científicas funcionan los sábados por las mañanas en la Fundación Pondal.