«Cuando intenté levantarme tras la caída veía todo nublado»

El ourensanista Amin Abaradan sufrió una aparatosa lesión en el derbi contra el Arenteiro, saldada con una fisura en el cuello


OURENSE

«Solo recuerdo que salté bastante alto, un contrario me desequilibró y caí golpeándome el cuello contra el suelo. Cuando intenté levantarme tras la caída veía todo nublado y no lograba identificar a nadie, hasta que llegó el fisio y Toni -el preparador físico-, después comencé a marearme», recuerda Amin Abaradan (Tenerife, 1997), una de las incorporaciones de esta temporada en la UD Ourense. Fue uno de los protagonistas de la última jornada de la Tercera División, tras la lesión que preocupó de entrada a los asistentes a O Couto, sorprendidos más tarde por el hecho de que una ambulancia accediera al campo a recoger al delantero, para trasladarlo a un centro asistencial.

Tras las exploraciones de urgencia para determinar el alcance del incidente, los médicos que lo atendieron en el CHUO optaron por dejarlo ingresado para descartar cualquier lesión grave: «Lo mejor fue que solo tengo una fisura en el cuello y que pude volver a casa este mediodía -por ayer-, pero la verdad es que pasé una mala noche, con incomodidades, aunque estaba bastante sedado».

Fernando Currás contaba con buenas referencias del jugador de origen marroquí, que abandonó las islas hace ya varios años para trasladarse a vivir a Málaga, con su hermano. Ahí militó en conjuntos que formaban parte de la estructura de base del club de La Rosaleda, para jugar como sénior en el Torremolinos, Alhaurín de la Torre y en dos de los clubes de Jerez de la Frontera.

El atacante está muy motivado con su nueva aventura en Ourense y no lo para ninguna adversidad: «Nada más llegar, en mi segundo entrenamiento, sufrí un esguince de grado dos que limitó mi pretemporada. Comencé la liga saliendo desde el banquillo y ahora había conseguido jugar como titular, pero tendré que parar de nuevo, porque me han dicho que debo mantener reposo durante una semana. Son cosas del fútbol y hay que estar preparado para cuando pueda volver».

Antes, Amin, tiene que afrontar otra nueva revisión en el centro médico, para que le permitan reanudar la actividad deportiva. El cuadro técnico se muestra muy contento con su evolución a lo largo del torneo, junto a la de otros jugadores jóvenes del plantel, en los cuales tienen depositadas fundadas esperanzas. El canario se siente además muy integrado en su nuevo club y agradeció las muestras de afecto y los cuidados que recibió por parte del personal ourensanista y del equipo médico que lo atendió. Le quedó, eso sí, el mal sabor de boca de la derrota en un partido que se puso muy cuesta arriba para los suyos, justo después de su incidente, que por otro lado prolongó la segunda mitad del choque hasta los sesenta y tres minutos. Habrá que tomar nota con vistas al futuro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Cuando intenté levantarme tras la caída veía todo nublado»