La ex empleada de una asesoría niega haber borrado datos: «Todo el mundo tenía acceso»

La empresa solicita cinco años y medio de cárcel para la antigua trabajadora, a la que acusa de borrar datos y de falsificar un documento


ourense / la voz

A una condena de hasta cinco años y medio de cárcel se enfrenta la ex empleada de una gestoría que ese jueves tuvo que sentarse en el banquillo de los acusados de la Audiencia provincial de Ourense para responder por los delitos que le imputan tanto la Fiscalía como la acusación particular. Este último papel lo ejerce la propia asesoría en la que prestó servicios la trabajadora durante un tiempo. Sostiene tanto la empresa como el ministerio público que Ángeles V. P. presentó un documento en el juzgado en el que se recogían modificaciones en sus condiciones laborales «que no se ajustaban a la realidad de lo estipulado por las partes» y que además borró datos de empresas y copias de seguridad, provocando perjuicios económicos a la empresa. Ella lo negó todo. Aseguró que tras trabajar unos meses en una empresa del grupo la pasaron luego a otra, en la que trabajaría menos horas pero mantendría el salario. Aseguró que su jefa le entregó el documento con su firma digital, si bien explicó que días más tarde se asesoró con un amigo que le dijo que el papel podría traerle problemas, por lo que habló con su superior. «Ella me empezó a presionar, me dijo que no rendía como antes», explicó a las partes. Sobre el uso de un dispositivo de copiado portátil, afirmó que se trataba de una «chuletilla» que usaba para coger modelos de formularios, aclarando además que en la oficina todos los empleados tenían las claves de acceso informático. «Aquello era un poco caótico», alegó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La ex empleada de una asesoría niega haber borrado datos: «Todo el mundo tenía acceso»