Hoteles de Ourense acogen clientes de hostales cerrados bajando sus tarifas

Muchos negocios han decidido no abrir los fines de semana por falta de turistas


ourense / la voz

Los trabajadores que necesitan hospedarse en la ciudad no son suficientes y los turistas han desaparecido. Así, las plazas hoteleras sobran y los profesionales empiezan a tomar medidas, bien para impulsar la actividad o bien para tener las menores pérdidas posibles. La primera decisión drástica que dejó la restricción de movilidad y la prohibición de dejar entrar en la ciudad a personas -a excepción de que los motivos sean laborales, sanitarios o educativos- ha sido la que tomaron algunos establecimientos de cerrar los sábados y domingos. Una determinación a la que semana a semana se han unido más profesionales. Hay hoteles y hostales que así lo han hecho. Y otros han ido buscando alternativas. En algunos casos, con ofertas especiales, como anunció la cadena Alda Hotels que tiene un establecimiento en A Ponte y que ofrece habitaciones por 600 euros al mes, principalmente a profesionales con necesidades de alojamiento para largos período. También, en el caso de hoteles que aceptan a clientes de establecimientos de categorías menores. Es el caso del Princess. Hay hostales que reciben llamadas de huéspedes a los que no pueden atender los fines de semana, por estar cerrados, y les ofrecen la posibilidad de hospedarse en otro lugar. De esta manera no pierden su confianza. Y los hoteles que los recogen se adaptan a los precios, bajándolos al tratarse de categorías mayores, para garantizar un ingresos en una época en la que casi no hay clientes.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Hoteles de Ourense acogen clientes de hostales cerrados bajando sus tarifas