La presión en la uci lleva a mantener las restricciones

María Cobas Vázquez
maría cobas O BARCO / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

Los vecinos de Ourense, O Carballiño y Verín no pueden salir de los concellos

31 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La evolución de la pandemia en el área sanitaria de Ourense es positiva. Así lo remarcó en la rueda de prensa posterior a la reunión del comité clínico que asesora a la Xunta en materia de restricciones para tratar de frenar los contagios. Los datos de los últimos días y la incidencia acumulada en 7 y 14 jornadas señalan que la situación es mejor y las medidas impuestas desde hace semanas en la ciudad y también en Verín y O Carballiño están dando resultados. Así lo dijo la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán Parrondo, para después remarcar que «es pronto para dejar de hacer un seguimiento». «No podemos relajarnos», añadió en referencia a la ciudad de Ourense. Es por eso que no habrá cambios en las medidas actualmente en marcha. Continúan los cierres perimetrales de Ourense y Barbadás; Verín, Oímbra y Vilardevós; y O Carballiño, O Irixo e Boborás.

En los ocho ayuntamientos los residentes no podrán entrar ni salir. Y tampoco podrán ir visitantes. Solo se podrá acceder estos ayuntamientos (o salir de ellos) para ir a trabajar, a un centro educativo o al médico. O también para cuidar a un dependiente. Las llamadas causas de fuerza mayor, en las que no entra la visita a los cementerios. Los vecinos de estos ayuntamientos que tengan a sus difuntos en otros concellos no podrán desplazarse a los camposantos. Ni tampoco hay posibilidad de pasar el fin de semana en la playa. Además, en los ocho ayuntamientos así como en O Barco de Valdeorras, Beariz, Maside, Piñor, Punxín , San Amaro y San Cristovo de Cea siguen prohibidas las reuniones con no convivientes, tanto en la calle como en espacios privados.

¿Hasta cuándo? Al menos hasta el martes, que volverá a reunirse el comité clínico, según avanzó el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña. El motivo de mantener las medidas ante una evolución en positivo de los datos se basa fundamentalmente en la presión asistencial que afrontan los hospitales de la provincia, en especial en la unidad de cuidados intensivos. Hay ya 19 pacientes con coronavirus en la unidad de críticos, dos más que el jueves. Supone el pico de esta segunda ola de la pandemia, que ya fue pico también la víspera. «A pesar dos bos datos, preocupa a situación asistencial», reconoció Comesaña. El gerente del Sergas, José Flores, señaló que la evolución en Ourense era previsible, ya que se pueden calcular los porcentajes de ingresados que acabarán en la uci, pero aún así, son datos «preocupantes».

Hay 19 personas en la uci y otras 71 hospitalizadas en planta: 56 en el CHUO, 6 en el hospital comarcal de Valdeorras y 9 en el de Verín. En total, hay 1.394 ourensanos pasando la enfermedad, cifra que supone el tercer día consecutivo de bajada de la curva. Aún así, se siguen notificando contagios: 59 en las últimas horas, frente a 67 altas.