Frenazo a las ligas de fútbol sala y hockey en Ourense

Envialia y Barrocás han interrumpido sus entrenamientos por sendos positivos


OURENSE

El deporte, como el resto de la sociedad, está mediatizado por la actualidad del covid-19 y dos modalidades como el fútbol sala en concreto la competición femenina, y el hockey hierba se han visto interrumpidos por sendos positivos en las plantillas del Ourense Envialia y del Hockey Barrocás.

En el caso de estos últimos, incluso habían iniciado ya la competición, con una victoria ante el Atlético San Sebastián en la jornada inaugural y su desplazamiento más largo a Canarias, donde cayeron ante el Taburiente. Preparando ya la próxima salida a la cancha catalana del Egara 1935, se dio a conocer el positivo de uno de los integrantes de su plantel, como aclara su entrenador, Roberto Oliveira: «Sabíamos que era algo que podía suceder en cualquier momento y, al final fuimos uno de los primeros, junto a otro partido de la competición femenina y al Polo - Egara. La principal diferencia es que entre los equipos catalanes pueden encontrar fechas con mayor facilidad y para nosotros resultará un poco más complicado».

Y es que la formación naranja ponía rumbo a Tarrasa, pero tampoco podrá disputar el próximo partido en casa, en el cual su visitante era el andaluz Benalmádena, por lo que se trata de otra fecha con la que habrá que hilar fino a la hora de fijarla.

Oliveira esgrimía que lo más favorable para todos es que no se conocía ni un positivo más de momento: «La verdad es que todavía faltan algunos jugadores por realizar las pruebas, pero todos están bien, aislados en sus domicilios y sin síntomas preocupantes». Por buscarle el lado positivo, Roberto bromeaba con que aquellos jugadores tocados podrán tener más tiempo para recuperarse, mientras que el cuadro técnico les encomendó ejercicios para mantener el nivel muscular en lo posible, evitar lesiones y, sobre todo, «combatir el aburrimiento», mientras no puedan reintegrarse al trabajo.

Liga a la vista

En el caso del Ourense Envialia, la alarma se adelantó con el positivo de un familiar directo de una jugadora, que posteriormente también se confirmó como portadora del virus. La plantilla de Gonzalo Iglesias también está pendiente de los próximos pasos que determinarán los rastreadores, pero sus entrenamientos están suspendidos a solo una semana del inicio de la Liga.

«Supongo que no comenzaremos la competición. Si cuentan los diez días desde que paramos, podríamos llegar al próximo sábado, pero tampoco me parecería lógico jugar sin entrenar en los últimos días. Además, me llegan noticias de que puede haber algún positivo más en otro club fuera de Galicia», esgrimía el técnico de la formación femenina.

Morenín también incidía en el hecho de que será difícil llegar en condiciones óptimas, aún consciente de la inestabilidad que provoca la crisis sanitaria: «Sabemos que es lo que hay, pero es evidente que en Ourense, por ejemplo, estamos en desventaja con otros clubes. Antes del partido suspendido contra el Poio, ellas llevaban 30 sesiones de entrenamiento y las nuestras solo 18. Va a tocar jugar con la psicología y adaptarnos a otro modo de afrontar los partidos». Incluso a no saber cuándo comenzarán.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Frenazo a las ligas de fútbol sala y hockey en Ourense