Continúa la escalada de contagios en Ourense, con otros 117 en un día

Detectados 13 nuevos brotes que afectan a 60 personas en la provincia


o barco / la voz

La ciudad de Ourense se acerca cada vez más a nuevas restricciones al seguir sumando casos activos. Ayer mismo eran 475 los que seguían estando enfermos, tras haber sumado 76 desde que el pasado viernes la Xunta prohibió las reuniones de personas no convivientes ante el ritmo de crecimiento de los contagios. En esos días se han detectado, además, cinco brotes -todos de origen familiar-, que afectan a 28 personas. Y aunque desde la Consellería de Sanidade evitan hablar de confinamiento como el siguiente paso, el regidor, Gonzalo Pérez Jácome, lleva tres días alertando sobre esa posibilidad. «Agardamos o punto de inflexión xa», decía el alcalde a través de su cuenta en Twitter.

Los nuevos contagios en la ciudad se producen en un contexto de subida en toda la provincia. De hecho, con los 117 positivos detectados el domingo ascienden a 1.037 los casos activos en el área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras, que por segundo día consecutivo arrojaba las cifras más altas de Galicia. Preocupa la ciudad por acercarse a la cifra de 500 casos por cada 100.000 habitantes que marca Madrid como uno de los tres parámetros en los que se basa para decretar el confinamiento; pero preocupa también la evolución de los casos en las cabeceras de comarca y en el cinturón de Ourense.

En Barbadás, el alcalde, Xosé Carlos Valcárcel, empezaba la semana «desolado» al saber que los 17 casos activos que había el viernes eran 42 ayer por la mañana. Y no eran achacables a las visitas de vecinos de la capital que se desplazaron allí para saltarse la prohibición de reunirse con familias o amigos con los que no conviven. «Levábamos unha traxectoria boa, de risco medio-baixo, e a xente foise descoidando», explicaba Valcárcel. Publicó un bando pidiendo a los vecinos «extremar as medidas de precaución», al constatar que los contagios se producen fundamentalmente en el ámbito de las relaciones familiares y en reuniones de amigos. «Hai que cinguirse aos contactos habituais e tomar conciencia de que isto é algo moi serio, porque as cifras póñennos ao bordo de novas restricións», decía. Y añadía: «Esperemos que a xente tome conciencia e esta situación se pare».

Valcárcel se reunió con la Policía Local para incidir en la necesidad de sancionar a aquellos que no cumplen. Pedía a los vecinos extremar la precaución, y también tenía un mensaje para los visitantes de la ciudad: «Unha cousa é a legalidade e outra a ética; o que non podes facer na túa casa non o fagas na de outro».

También la alcaldesa de Xinzo, Elvira Lama, publicaba un mensaje en redes sociales pidiendo a los vecinos extremar las medidas ante el crecimiento de los casos en la localidad. Dos de los focos activos sumaban nueve casos nuevos, y se siguen haciendo PCR a los contactos estrechos, por lo que no se descarta que sigan creciendo.

En Verín y O Barco de Valdeorras los datos llevaron a la Xunta a decretar restricciones, y en ninguno de los dos lugares la evolución de las cifras hace pensar que se vayan a levantar. En Verín, los 45 positivos que había el pasado 18 de septiembre (día en que se impusieron las medidas de control) son ahora 62, con varias altas entre medias y con los brotes sumando contagios (dos en los últimos días). Ante la evolución de los datos, el teniente de alcalde, Diego Lourenzo, decía entender que las medidas seguirán una semana más.

Y similar es la percepción en O Barco, con restricciones desde el miércoles. Aquel día había 48 casos y ayer eran ya 75 (tras detectarse dos nuevos brotes y sumar otras dos infecciones). «La cosa va mal, porque hemos crecido en casos. El domingo subieron menos que el sábado, pero hay que esperar unos días para ver la evolución», decía el alcalde, Alfredo García. La Policía Local vigila «que cumplen los que tienen que estar confinados».

Aumentan los positivos activos de covid-19 en Galicia, que registra ocho fallecidos en una sola jornada

U.R.

La provincia ourensana supera el millar de infectados. Este lunes se registraron ocho nuevos muertos, la cifra diaria más alta en cinco meses

 Galicia registró ayer un total de 4.101 casos activos de covid-19 tras sumar 254 nuevos positivos en las últimas 24 horas. La jornada también se saldó con ocho nuevas muertes, la cifra más alta desde el 14 de septiembre, por lo que el balance global de víctimas se sitúa en 765.

A estos fallecidos hay que añadir otros dos notificados a última hora de la tarde del domingo, dos mujeres de 96 y 90 años que estaban ingresadas en el CHUO (Ourense) y que eran usuarias de la residencia As Salinas.

Los últimos ocho óbitos se corresponden con un hombre de 88 años, fallecido en el hospital de Verín; otro de 85, en el Chop, de Pontevedra; un tercero de 88 años que pereció en el CHUS, de Santiago; y un cuarto de 84 años, en el hospital del Barco de Valdeorras. También fallecieron una mujer de 73 años en el Chuac; en el CHUO, otra de 97 que procedía de la residencia Las Salinas; una tercera de 91, en el Chuvi, de Vigo, y otra de 77 cuyo deceso se produjo en el HULA, de Lugo, aunque procedía de la residencia Domusvi de Outeiro de Rei.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Continúa la escalada de contagios en Ourense, con otros 117 en un día