Continúa la escalada de contagios en Ourense, con otros 117 en un día

María Cobas Vázquez
maría cobas O BARCO / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

Santi M. Amil

Detectados 13 nuevos brotes que afectan a 60 personas en la provincia

07 oct 2020 . Actualizado a las 20:35 h.

La ciudad de Ourense se acerca cada vez más a nuevas restricciones al seguir sumando casos activos. Ayer mismo eran 475 los que seguían estando enfermos, tras haber sumado 76 desde que el pasado viernes la Xunta prohibió las reuniones de personas no convivientes ante el ritmo de crecimiento de los contagios. En esos días se han detectado, además, cinco brotes -todos de origen familiar-, que afectan a 28 personas. Y aunque desde la Consellería de Sanidade evitan hablar de confinamiento como el siguiente paso, el regidor, Gonzalo Pérez Jácome, lleva tres días alertando sobre esa posibilidad. «Agardamos o punto de inflexión xa», decía el alcalde a través de su cuenta en Twitter.

Los nuevos contagios en la ciudad se producen en un contexto de subida en toda la provincia. De hecho, con los 117 positivos detectados el domingo ascienden a 1.037 los casos activos en el área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras, que por segundo día consecutivo arrojaba las cifras más altas de Galicia. Preocupa la ciudad por acercarse a la cifra de 500 casos por cada 100.000 habitantes que marca Madrid como uno de los tres parámetros en los que se basa para decretar el confinamiento; pero preocupa también la evolución de los casos en las cabeceras de comarca y en el cinturón de Ourense.

En Barbadás, el alcalde, Xosé Carlos Valcárcel, empezaba la semana «desolado» al saber que los 17 casos activos que había el viernes eran 42 ayer por la mañana. Y no eran achacables a las visitas de vecinos de la capital que se desplazaron allí para saltarse la prohibición de reunirse con familias o amigos con los que no conviven. «Levábamos unha traxectoria boa, de risco medio-baixo, e a xente foise descoidando», explicaba Valcárcel. Publicó un bando pidiendo a los vecinos «extremar as medidas de precaución», al constatar que los contagios se producen fundamentalmente en el ámbito de las relaciones familiares y en reuniones de amigos. «Hai que cinguirse aos contactos habituais e tomar conciencia de que isto é algo moi serio, porque as cifras póñennos ao bordo de novas restricións», decía. Y añadía: «Esperemos que a xente tome conciencia e esta situación se pare».