Renfe deja sin el primer Avant de la mañana a cientos de usuarios que viajan de Ourense a Santiago

El tren que partía a las 6.45 de la ciudad de As Burgas lo hará a las 7.55, demasiado tarde para funcionarios y universitarios


redacción / la voz

La supresión del tren Avant que partía de Ourense a las 6.45 horas y que durante la semana trasladaba principalmente a funcionarios y universitarios a Santiago ha caído como un jarro de agua fría entre los usuarios que creían que tras el estado de alarma por la pandemia -meses en los que se redujeron las frecuencias- se recuperaría. No ha sido así. Esta misma semana se hacían públicos los horarios de los trenes a partir del día 20 de septiembre y no aparece en la lista; en la misma semana que la compañía ferroviaria anunciaba el refuerzo en el corredor atlántico (A Coruña-Santiago-Vigo) los fines de semana por el nuevo curso académico. Esta decisión aboca a un gran número de ourensanos a ajustar sus horas de trabajo semanales o buscar alternativas. El primer tren de la mañana sale ahora a las 7.55 horas de la ciudad y resulta a deshora para los funcionarios -la mayoría de los usuarios diarios- que no pueden arrancar la jornada laboral a las ocho de la mañana.

La línea más cara de Galicia

Los usuarios ourensanos consideran la decisión de Renfe un agravio. «La primera sorpresa fue cuando quitaron ese horario durante la pandemia. Ahora la cuestión es que puedes mantener el resto de líneas y no la de Ourense. Si es rentable o no lo es, no es mi problema, por eso ha tenido unas subvenciones. No se entiende que el tema del covid sea una excusa para unos y para otros no», relata Cristina Cid Blanco, que viaja a diario a A Coruña. El hecho de llegar una hora más tarde condiciona su vida y recuerda, además, que la línea que une Ourense con Santiago y A Coruña es la más cara de Galicia. En su caso, el bono mensual le sale a 500 euros. La ourensana explica que también ha coincidido en ese horario con estudiantes y personas que viajaban al hospital de A Coruña para hacerse pruebas; y que ahora llegan muy tarde. «Al final, el simple hecho de eliminar esa frecuencia, la más importante, trastoca todo el día ¿Quieren que despoblemos Ourense? Así, a mucha gente no le quedará otra opción que alquilar piso fuera y venir solo los fines de semana. Si no, pierdes todo el día», critica.

De igual opinión es José Manuel González. Él viaja todos los días a Santiago por motivos laborales. «La supresión de la línea de las 6.45 supone que tres veces a la semana me tengo que quedar por la tarde en Santiago para recuperar las horas y venirme en el tren de las ocho», lamenta. Jornadas enteras perdidas. «Los de Ourense que viajamos en ese tren comentamos que parece que a la ciudad solo le pasan desgracias», relata el usuario.

Eva Conde tiene que viajar a diario a A Coruña, aunque ahora el teletrabajo le permite quedarse varios días de la semana en casa. «Tienes que intentar conciliar aunque a veces prefiero ir a dormir a A Coruña para poder empezar a trabajar a mi hora al día siguiente y poder terminar para regresar a Ourense pronto».

Renfe recupera con cuentagotas los servicios anulados en marzo

pablo gonzález
Un Alvia circulando por el tramo adaptado para la alta velocidad en Ourense
Un Alvia circulando por el tramo adaptado para la alta velocidad en Ourense

Refuerza el eje atlántico por el inicio del curso y aguarda a que se abra el tramo que ahorrará 50 minutos para hacerlo con Madrid

En medio de las quejas de usuarios y las protestas de los sindicatos, la dirección de Renfe sigue optando por una visión conservadora de la movilidad después de reducir a la mínima expresión los servicios durante el estado de alarma y de recuperar solo el 50 % de su oferta a finales de julio. Casi dos meses después, el único movimiento de la operadora pública en Galicia es puramente estacional, nada que ver con un aumento generalizado de frecuencias que distintos sectores esperan, a pesar de que la demanda sigue baja, en el entorno del 40 o 50 %, un dato que le vale de argumento a Renfe para mantener una oferta muy limitada. En realidad, se trata del refuerzo rutinario del eje atlántico A Coruña-Santiago-Vigo con motivo del inicio del curso universitario, por lo que el cuadro de servicios de la compañía se moverá por primera vez en dos meses para añadir un tren por sentido en el recorrido Vigo-A Coruña los viernes y los domingos, cuando los estudiantes se desplazan desde su casa a la vivienda universitaria y viceversa. Como otros años, también se aumentan las plazas de trenes preexistentes. Así, once convoyes (siete los viernes y cuatro los domingos) duplicarán sus plazas, alcanzando las 3.000 adicionales en este eje, unas mil más que el año pasado.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Renfe deja sin el primer Avant de la mañana a cientos de usuarios que viajan de Ourense a Santiago