La lluvia cae sobre las cenizas de 7.600 hectáreas de monte

Protestas contra la Xunta, que anuncia labores de regeneración


ourense / la voz

La esperada y anunciada lluvia llegó cuatro días después, cuando arreciaban las protestas y las llamas estaban controladas. Bajo la tormenta, un centenar de personas pidieron a la Xunta, ante su delegación en Ourense, un cambio en la política agro-forestal y una nueva composición del Consello Forestal Galego. El comunicado leído ante los manifestantes también exigía transparencia y rapidez en el acceso a la información sobre los incendios y un mando único para los equipos de extinción. «Conselleiro, dimisión» fue la consigna coreada por el grupo, además de «lumes nunca máis», ante unas pancartas ensuciadas por la ceniza de los montes quemados. La asociación de trabajadores forestales Atrifoga también se posicionó a favor de un cambio en la política forestal más basado en la prevención.

Los equipos de extinción, después de arduas jornadas, lograron controlar todos los fuegos que seguían activos en Ourense: Montederramo (30 hectáreas), Chandrexa de Queixa (500 hectáreas), Manzaneda (850+400 hectáreas), Lobios (2.000 hectáreas), Muíños (150 hectáreas), Vilar de Barrio (700 hectáreas), Cualedro (extinguido, 1.300 hectáreas), Rairiz de Veiga (251 hectáreas), Trives (50 ha), A Mezquita (524 ha), Vilariño de Conso (817 ha), Muíños (32 ha), Cualedro (68).

Regeneración del Xurés

Poco antes de que arrancara la concentración, la Consellería de Medio Ambiente distribuyó un comunicado para informar de la reunión mantenida con los alcaldes de Lobios y Muíños, María del Carmen Yáñez y Plácido Álvarez. La conselleira acordó con los regidores empezar a trabajar de manera inmediata en el plan de regeneración del parque del Xurés, el más extenso de todos los gallegos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La lluvia cae sobre las cenizas de 7.600 hectáreas de monte